Suárez deja el Viejo Continente como uno de los mejores delanteros del último tiempo

·3  min de lectura

Después de 16 años en los que se cansó de romper redes, Luis Suárez regresa a Nacional y se despide del fútbol europeo como uno de los mejores delanteros del siglo XXI.

Con apenas 19 años de edad y tras solo 35 partidos disputados en primera división, el Pistolero fue vendido a Groningen por un millón de dólares. Naturalmente, le costó la adaptación al fútbol del Viejo Continente y su explosión en la Eredivisie no fue inmediata.

De todos modos, el uruguayo mostró destellos de su potencial y a la temporada siguiente fue comprado por Ajax, que pagó siete millones y medio de euros para ficharlo. Fue en el conjunto más poderoso de los Países Bajos donde pudo consolidarse y transformarse en un goleador letal.

Rápidamente fue nombrado capitán, condujo a su equipo a la obtención de dos títulos locales y fue galardonado con múltiples premios a nivel individual. Ya para el inicio de la nueva década, el nacido en Salto era seguido de cerca por los mejores elencos del planeta.

Finalmente, Liverpool desembolsó 26.5 millones de euros y adquirió sus servicios a principios de 2011. Si bien el surgido en el Bolso llegaba a Inglaterra con números sobresalientes de su paso por Ajax, todavía le faltaba demostrar que era capaz de replicarlo en el máximo nivel, como lo es la Premier League.

En un abrir y cerrar de ojos, Suárez disipó cualquier tipo de duda y dejó en claro que no había liga en la que no pudiera destacarse. Al brillar con los Reds, pasó a ser considerado definitivamente como uno de los mejores delanteros del mundo.

Al margen de que es cierto de que solo pudo alzar un trofeo (Copa de la Liga) en tres años y medio, Lucho quebró récords y es evidente que no fue su responsabilidad el hecho de no haber podido conseguir más títulos.

El 9 tendría revancha y estiraría su palmarés con Barcelona, que lo trajo a cambio de 81.7 millones de euros a mediados de 2014. Junto con Lionel Messi y Neymar Jr formó una de las mejores delanteras de la historia del fútbol. Se complementaron a la perfección y se coronaron con la obtención de la UEFA Champions League 2014-15.

En poco más de seis años con el Blaugrana, el Pistolero levantó 13 copas -tres internacionales- y encontró en Messi al mejor socio de su carrera como profesional: nadie asistió tanto a Leo como Suárez, quien le sirvió 47 tantos (Messi le entregó 39 asistencias).

Recién en la última campaña de su estancia en la ciudad condal, el rendimiento del uruguayo comenzó a mermar y fue transferido a Atlético de Madrid por nueve millones de euros. Bajo las órdenes de Diego Pablo Simeone, Lucho lució rejuvenecido y fue determinante para que el Atleti volviera a ganar La Liga luego de seis años.

En el curso 2021-22, Suárez no pudo sostener el nivel que había exhibido en la temporada anterior y perdió la titularidad en el Colchonero. Marcó 13 goles en 45 encuentros disputados (2.292 minutos en total).

Ahora, a sus 35 años y a menos de cuatro meses del que podría ser su último Mundial con la Celeste, Luis intentará reencontrarse con su fútbol en su tierra natal para llegar de la mejor manera a Qatar 2022.

Foto: Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.