Springboks vs. All Blacks, el clásico picante que abre el Rugby Championship

·3  min de lectura
Rieko Ioane de Nueva Zelanda, a la derecha, rompe el tackle de Handre Pollard de Sudáfrica durante su partido de prueba por el Campeonato de Rugby en Gold Coast, Australia
Sudáfrica y Nueva Zelanda vuelven a enfrentarse; hace 13 años que no debían afrontar dos duelos consecutivos - Créditos: @ap

El contexto amplifica una rivalidad que de por sí es candente. No existe clásico en el rugby más picante que el de Springboks vs. All Blacks. La probable salida de los sudafricanos del Rugby Championship y la hoguera en que se hundieron los de negro le añaden al duelo de este sábado al mediodía y al del sábado que viene combustible extra.

Sudáfrica recibe a Nueva Zelanda desde las 12 en Nelspruit, y siete días más tarde lo hará en Johannesburgo. Una barrida en la serie de parte de cualquiera de los dos puede desencadenar una crisis en el rival. Por ser locales y por la forma en que llegan al doble duelo convierten a los sudafricanos en favoritos.

Los All Blacks transitan uno de los peores momentos de su historia
Los All Blacks transitan uno de los peores momentos de su historia - Créditos: @Archivo

Desde que en 2020 Nueva Zelanda armó su propio Super Rugby y dejó al margen a Sudáfrica y la Argentina, las rispideces entre ambos países han ido en aumento. A punto tal que los sudafricanos están coqueteando con Europa y la posibilidad de abandonar el Rugby Championship y desembarcar en el Seis Naciones luego de 2025, año en que finaliza el vínculo contractual con la Sanzaar, es concreta. De hecho, las franquicias sudafricanas ya están inmersas del United Rugby Championship con Irlanda, Escocia, Gales e Italia y desde diciembre participarán de la European Champions Cup.

Aunque es temprano para juzgar, el aislamiento neozelandés parece estar jugándoles una mala pasada. Hay especialistas que afirman que haber perdido el roce con los sudafricanos afectó su rendimiento. Lo cierto es que los All Blacks atraviesan una de las peores crisis de su historia reciente tras perder por primera vez una serie ante Irlanda (2-1 en julio). Además, perdieron cuatro de los últimos cinco, algo que no ocurría desde 1998. Dos derrotas y al entrenador Ian Foster le será muy difícil mantenerse en el cargo.

“Estamos desesperados por jugar bien”, dijo Foster. “Hay mucho en juego en estos dos partidos. Sabemos que no hicimos las cosas bien contra Irlanda, pero también sabemos que podemos jugar mucho mejor”.

Ian Foster, el head coach de All Blacks, un equipo que necesita recuperar su mejor nivel
Ian Foster, el head coach de All Blacks, un equipo que necesita recuperar su mejor nivel - Créditos: @Archivo

Jacques Nienaber, su par sudafricano, también está bajo fuego, aunque éste proviene del exterior, no de su país. Las críticas sobre el estilo nada atractivo de los Springboks arrecian. El apertura Handré Pollard saltó en su defensa: “Es nuestro ADN y no lo vamos a cambiar”. Con ese estilo súper aceitado, que los llevó a los más alto en Japón 2019, vienen de vencer en julio 2-1 a Gales.

La última vez que se enfrentaron en partidos consecutivos durante el mismo certamen en Sudáfrica fue en 2009, por el Tri-Nations. En aquella oportunidad, los locales se impusieron en los dos partidos. Los dos máximos campeones del mundo, los únicos que se intercambiaron sostenidamente la supremacía global, vuelven a verse las caras. Esta vez, con mucho en juego.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.