Springboks - All Blacks: el partido que puede marcar el fin de la “era Foster”, un duelo en la hoguera de Ellis Park

·5  min de lectura
Ian Foster atraviesa un momento delicado como coach de los All Blacks
Ian Foster atraviesa un momento delicado como coach de los All Blacks - Créditos: @DAVE LINTOTT

Un pensamiento de consuelo invade a los sufridos aficionados al rugby neozelandés: el choque de este sábado contra los robustos Springboks en Ellis Park tiene todas las posibilidades de ser la última vez que veamos a los “Impostores de Foster”, como se ha apodado a los All Blacks en este tiempo de derrotas en continuado.

Este segundo partido del Rugby Championship tiene la sensación de ser un punto final. O, tal vez, de la génesis de una nueva era que llegará poco después. Esa mirada recorre desde los hinchas del deporte más popular de Nueva Zelanda hasta la prensa.

Este equipo neozelandés, abatido y desconcertado, está sin duda a punto de saltar por los aires, probablemente independientemente de que consiga un improbable cambio de rumbo, o de que caiga en una segunda derrota consecutiva ante los pujantes sudafricanos, tras la derrota de la serie de julio en casa ante Irlanda. Así lo ven los principales medios de comunicación, que viven de cerca el día a día de su selección.

La última práctica de los All Blacks en Johanesburgo
La última práctica de los All Blacks en Johanesburgo - Créditos: @Twitter

Una quinta derrota en los últimos seis partidos -la del pasado fin de semana-, y una tercera consecutiva para 2022, probablemente selló el destino de Ian Foster como seleccionador de los All Blacks. Tal vez un milagro lo salve. Pero es probable que no haya ninguna vía por la que siga en el puesto. Es probable que los jefes de Foster en NZ Rugby hayan visto suficiente tras la derrota por 26-10 ante los Boks en Mbombela el pasado fin de semana.

Una cosa que se ha hecho evidente, a través de las derrotas consecutivas ante Irlanda y Francia en noviembre, la pérdida de la serie de 2-1 a Irlanda en casa en julio, y luego la caída ante los Boks en Nelspruit, es que bajo el mando de Foster estos All Blacks parecen perdidos.

Tal vez los hombres de Foster salgan de su estupor en Ellis Park y den un golpe a su propia credibilidad, así como a la de su asediado entrenador. Pero es mucho más fácil imaginar un escenario en el que ese brutal pack de los Boks, su disciplinado ataque, esa comprometida persecución, ese físico infalible sigan poniendo a los neozelandeses en la trituradora, en el terreno donde tienen un récord histórico de victorias de 9-5 sobre sus rivales.

Una tapa del NZ Herald de esta semana es concluyente
Una tapa del NZ Herald de esta semana es concluyente

El factor Ellis Park se suma a la dificultad. Como señaló Beauden Barrett, es un gran lugar para jugar al rugby, y un lugar desalentador. “Estamos en el Highveld, está a 1600 o 1700 metros sobre el nivel del mar, así que pica cuando respiras, cuando entras en fatiga, el balón viaja más lejos, la intensidad de los Springboks coincide con la hostilidad del público, camisetas verdes por todas partes, rugby por la tarde... es el rugby en su máxima expresión”, dijo.

El capitán Sam Cane pronunció unas palabras similares sobre los peculiares retos a los que se enfrenta esta semana, entre los que se encuentran los aviones que vuelan a baja altura. “Recuerdo que llegué conduciendo y los hinchas se abalanzaron sobre el autobús, haciendo mucho ruido. Es un entorno hostil, pero nos gusta jugar en lugares como éste que realmente te ponen a prueba. Se siente como si fueras 15 contra el mundo”.

Foster dijo que en los preparativos no se trataba de esas cinco derrotas en los últimos seis años, ni de las carencias, ni de las dudas. Se trataba simplemente de estar a la altura de uno de los grandes retos del rugby de prueba en una tarde de sábado en Jo’burg. “No podemos eludir o preocuparnos por lo que ha sucedido en el pasado; sólo tenemos que salir y responder de la manera que sabemos que tenemos que hacerlo”, dijo.

El try de Kurt-Lee Arendse en Mbombela, el sábado pasado
El try de Kurt-Lee Arendse en Mbombela, el sábado pasado - Créditos: @ap

“La creencia y la confianza siguen siendo altas en nuestro grupo, que trabajó increíblemente duro esta semana”, dijo Foster, y agregó: “Jugar en el Ellis Park siempre es una ocasión especial para cualquier equipo de los All Blacks, y este fin de semana no será diferente. Además de eso, la Freedom Cup está en juego, lo que hace que este sea un desafío que todos esperan con ansias”.

Los “Impostores de Foster” deben deshacerse de su inoportuna etiqueta, e igualar el poderío de los Springboks con el talento y el ingenio de los Kiwis. Deben encontrar la manera de hacer retroceder el reloj y jugar como los All Blacks del pasado reciente. Si no lo hacen, esta lamentable época terminará de la manera más sombría.

Formaciones, horario y TV

Sudáfrica: Damian Willemse; Jesse Kriel, Lukhanyo Am, Damian de Allende, Makazole Mapimpi - Handre Pollard, Jaden Hendrikse - Duane Vermeulen, Pieter-Steph du Toit, Siya Kolisi (capitán) - Lood de Jager, Eben Etzebeth - Frans Malherbe, Joseph Dweba, Ox Nche

  • Suplentes: Malcolm Marx, Steven Kitshoff, Vincent Koch, Franco Mostert, Jasper Wiese, Kwagga Smith, Herschel Jantjies, Wille le Roux

  • Entrenador: Jacques Nienaber (RSA)

Nueva Zelanda: Jordie Barrett - Will Jordan, Rieko Ioane, David Havili, Caleb Clarke - Richie Mo’unga, Aaron Smith - (o) Ardie Savea, (m) Sam Cane (capitán) - Scott Barrett, Shannon Frizell, Sam Whitelock - Tyrel Lomax, Samson Taukei’aho, Ethan de Groot.

  • Suplentes: Codie Taylor, George Bower, Fletcher Newell, Tupou Vaa’i, Akira Ioane, Finlay Christie, Beauden Barrett, Quinn Tupaea.

  • Entrenador: Ian Foster (NZL)

Estadio: Ellis Park (Johanesburgo)

Hora: 12.05 (de Argentina)

TV: ESPN3