“Spence vs. Crawford”, la gran opción tras la decepción de “Canelo Álvarez vs. G.G.G (III)”

·4  min de lectura
Errol Spence ante Danny García; la pelea que se viene de Spence vs. Crawford, el combate que surge con todo tras la frustración que vivió el público con “Canelo vs. G.G.G (III)"
Errol Spence ante Danny García; la pelea que se viene de Spence vs. Crawford, el combate que surge con todo tras la frustración que vivió el público con “Canelo vs. G.G.G (III)"

El boxeo, como casi ningún otro deporte, no tiene término medio en su crítica. Cuando no se logran los objetivos ansiados -básicamente en las “súper-peleas”- se habla de fracaso o frustración. Y estos calificativos abundan en todo concepto, sobre todo cuando los aplausos no se escuchan y los billetes no alcanzan.

El tercer capítulo del clásico del ring que el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez se adjudicó ante el kazajo Gennady Golovkin, el sábado último en Las Vegas, no conformó en ningún aspecto. Y ahora mismo la industria pugilística encendió una fogata muy fuerte con una gestión casi electrizante. Dada por hecho en estas horas para poder desterrar lo antes posible las opacas sensaciones vividas hace una semana. El anuncio del match entre los invictos campeones mundiales norteamericanos Errol Spence y Terence Crawford, dos de los boxeadores más admirados de la actualidad, por todos los cinturones welter (OMB-CMB-FIB-AMB), se convertirá en la gran noticia de las próximas horas.

Invitará a dejar en el olvido a las indecisiones de “Canelo” y las dudas de “G.G.G.” y abrirá un abanico de posibilidades sobre quién será el gran rey de los 66.678 kilos. ¿Cuándo pelearían? El 19 de noviembre en Las Vegas, un día antes del comienzo del Mundial de fútbol de Qatar.

Spence, zurdo de 32 años, uno de los mejores estilistas de estos días, sobrevivió a un terrible accidente automovilístico en 2019 y volvió al ring -casi sin secuelas-. Con 28 victorias y 22 K.O, “demolió” al cubano Yordenis Ugas en abril pasado
Spence, zurdo de 32 años, uno de los mejores estilistas de estos días, sobrevivió a un terrible accidente automovilístico en 2019 y volvió al ring -casi sin secuelas-. Con 28 victorias y 22 K.O, “demolió” al cubano Yordenis Ugas en abril pasado - Créditos: @Showtime Boxing

¿Por qué se consideró frustrante el saldo final de “Canelo” vs. “G.G.G.” (III)? Por la respuesta del público a la hora de comprar los abonos de la aplicación DAZN. Fundamentalmente, en Estados Unidos, donde sólo se vendieron en 575.000 hogares. (Precio variable entre 65 y 85 dólares). Insuficientes para una inversión muy grande que garantizó un seguro en las bolsas de 45 millones de dólares para Álvarez y 20 millones para Golovkin. Las ventas en los dos combates anteriores entre ambos tuvieron estas cifras: 1.300.000 de suscripciones en 2017, mientras que 1.100.000 fueron adquiridas en 2018.

DAZN informó que la cifra de adhesiones a nivel mundial superó el millón de casas de familia y un alto número de bares y restaurantes. Sin embargo, los objetivos no fueron alcanzados.

¿Qué tiene en especial “Spence vs. Crawford”? Es la pelea que todos quieren ver. Bueno contra bueno en plenitud, una fórmula inefable. Dos personajes totalmente opuestos que lidiaron contra la muerte por distintas circunstancias.

Spence, zurdo de 32 años, uno de los mejores estilistas de estos días, sobrevivió a un terrible accidente automovilístico en 2019 y volvió al ring -casi sin secuelas-. Con 28 victorias y 22 K.O, “demolió” al cubano Yordenis Ugas en abril pasado.

Terence Crawford derriba a Shawn-Porter
Terence Crawford derriba a Shawn-Porter - Créditos: @Showtime Boxing

Crawford, poseedor de tres mundiales en pesos diferentes (Liviano, Welter jr. y Welter) ganó sus 38 cotejos, con 29 K.O. Estuvo a un paso de la muerte al recibir un balazo en su cabeza en una mesa de dados en un sitio de Omaha, Nebraska, en donde nació hace 32 años. Tiene potencia y puntería. Retiró del boxeo a Shawn Porter, a quién vapuleó en su combate de noviembre último.

¿El arte de Spence o la explosión de Crawford? Aquí comienza el round cero.

Hubo informaciones dedicadas para calmar a los fanáticos decepcionados. Se difundió a un “viejo” Floyd Mayweather promoviendo espectáculos ante forzudos y karatecas; se presionó sobre el interés que despertaría el choque entre pesados ingleses como Tyson Fury con Anthony Joshua, y algún desafío más. Ninguno excitó.

Spence y Crawford saben que van a pelear. Tarde o temprano. Y especulan lo más que pueden. El boxeo los necesita frente a frente lo antes posible. Para consagrar definitivamente a uno de ellos y para tapar el gran déficit que tuvo “Canelo”, hace siete días en Las Vegas.