Solskjaer, complicado: Aston Villa logra un agónico triunfo ante Manchester United

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Si la llegada de Cristiano Ronaldo parecía ser la llave para la ilusión de Manchester United, Ole Gunnar Solskjaer parece ser el verdugo dentro del propio equipo. En una final increíble, Aston Villa complica la continuidad del noruego con una victoria en Old Trafford. Fue 1-0 con gol de Kortney Hause por la fecha 6 de la Premier League. Bruno Fernandes erró un penal en el final, que hubiese sido el empate y la salvación de los locales.

El partido fue vibrante, pero lo mejor estuvo en el final. Los Villanos lograron un gol de pelota parada clínico, pero sobre el final pudo haberlo perdido de no ser por la extraña mala ejecución de Bruno Fernandes, todo un especialista en los penales. Los Diablos Rojos pierden una chance de oro para ser líder en soledad y dejan el camino libre para Liverpool. Festejan los argentinos Emiliano Martínez y Emiliano Buendía por el gran triunfo visitante.

El primer tiempo tuvo sus tramos para cada equipo. Empezó mejor Manchester United con más dominio del balón y con un Cristiano Ronaldo, que avisó a los 10 minutos con un remate en tres cuartos que se fue desviado. Pero, con el correr de los minutos, Aston Villa fue tomando mayor protagonismo y, poco a poco, encontró la forma de presionar a su rival. La más clara llegó por esa presión donde Maguire comprometió a De Gea con un pase y Ollie Watkins tuvo un mano a mano donde el guardameta logró responder para salvar lo que hubiese sido el primero.

La zona izquierda de los de Solskjaer lució muy poco comprometida con la marca. Esto se debió a la posición de Paul Pogba, quien pocas veces podía seguir al lateral Matthew Cash, quien subía con comodidad para participar en los ataques del visitante. Aunque, en los últimos minutos, aparecieron un par de ocasiones para los Diablos Rojos: primero, un cabezazo de Maguire que Emiliano Martínez tapó bien y, luego, un cabezazo de Pogba que se fue cerca del palo.

En la segunda parte, el partido tomó una dinámica más de ida y vuelta con Aston Villa maniobrando con más hombres en ataque y con Watkins como el más peligroso, mientras que Manchester United apostaba al contragolpe con las diagonales de Greenwood, quien tuvo un par de remates, pero que no llevaron la potencia para complicar a Martínez.

NOTICIA EN DESARROLLO

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.