La solidez en el putt lleva a Cameron Smith a liderar el Open Británico

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Redacción Deportes, 15 jul (EFE).- La solidez en el putt llevó al australiano Cameron Smith a relevar en el liderato del Abierto Británico a su tocayo Camerón Young, que se queda a dos golpes de distancia tras una segunda jornada en la que no pasaron el corte el vigente campeón, el estadounidense Collin Morikawa ni su compatriota Tiger Woods, emocionado en el hoyo 18 por la gran ovación que se llevó.

La lluvia acompañó los primeros partidos y el campo se defendió en la segunda jornada con las posiciones de las banderas para aumentar su complejidad, que subió con los cambios de viento en el turno de tarde.

Smith, que había firmado una tarjeta de 67 golpes el jueves, comenzó su segunda actuación con tres birdies consecutivos, toda una declaración de intenciones.

Redondeó su primera vuelta con otros dos hoyos bajo el par para una tarjeta que entonces sumaba 31 golpes, y amplió sus números brillantes con un birdie más en el inicio de la segunda parte del recorrido y con un eagle en el 14, un par 5. Su cartulina fue de 64, 8 bajo par, la mejor del día, que le aupó al liderato.

Ese puesto lo ostentaba el estadounidense Cameron Young, que también participó en el turno vespertino y firmó un -3, cinco golpes peor que en la jornada inaugural. Se repuso de dos bogeys, uno por vuelta, y su tarjeta se quedó en 69, con -11 en el global, a 2 de Smith.

CON -10, EN EL PODIO

Uno de los últimos en salir al campo, el británico Rory McIlroy, muy apoyado por los aficionados, completó un -4 que le hizo bajar un peldaño en la clasificación para situarse tercero con -10.

Con su misma puntuación se situó el noruego Viktor Hovland, gracias, en parte, a un eagle en el 15 con un segundo golpe, a media distancia, sensacional.

El norteamericano Dustin Johnson, que se presentaba con -4 el jueves, comenzó con un bogey, pero corrigió a base de birdies en el tercero, el noveno, el décimo y otros tres en la segunda vuelta, el último en el 18, para una tarjeta de 67 que le llegó a poner primero (-9), aunque luego se vio superado.

El líder del ránking mundial, el estadounidense Scottie Scheffler, empezó con un bogey y varias opciones de birdie que no prosperaron hasta que lo logró en el séptimo. Después, enlazó otros tres cuando comenzó la segunda vuelta y uno más en el 18 para igualar sus números del primer día y situarse con -8.

En esos golpes está el británico Tyrrell Hatton, que tras el -2 de la primera jornada, cerró la segunda con un cartón de 66.

Con -7, les siguen el australiano Adam Scott, que había concluido el jueves en el par, y los norteamericanos Talor Gooch, Patrick Catlay y Sahith Theegala.

BUENA JORNADA PARA LOS ESPAÑOLES

Uno de los mejores del segundo día fue el español Sergio García, que se repuso con un -6 de una nefasta primera jornada en la que había llegado a 75 golpes.

También superaron el corte Jon Rahm, que cambió de putter, que ahora está a -4 tras cerrar con 67 golpes este viernes, y Adri Arnaus, que logró el par en el acumulado gracias a un birdie en el último hoyo, pero se cayó Pablo Larrazábal, mal en el putt.

El chileno Joaquín Niemann, tras haber firmado un -3 en la primera jornada, cedió un doble bogey en el segundo hoyo que empezó a complicarle la vida, pero pudo salvar el día con dos sobre el par y un -1 en el global para seguir en competición.

ADIÓS AL OPEN

La irregularidad se llevó por delante al irlandés Padraig Harrington, ganador del Open en 2007 y 2008: comenzó con dos birdies (-5), pero después todo se le torció con dos bogeys y un doble bogey consecutivos entre el 4 y el 6, y acabó con 78 golpes y un +3 en el global.

Tiger Woods, ganador tres veces del Open, dos de ellas en St. Andrews, afrontó el día con un +6 que empezó a aclarar con el par en los primeros dos hoyos y birdie en el tercero, pero acabó con +9, muy lejos del corte para seguir en acción.

Desafortunado, el californiano recibió el apoyo de los seguidores durante todo el torneo y los decibelios subieron en el último hoyo, en el que no pudo contener la emoción ante el cariño que le brindó el público.

Tampoco sigue adelante el defensor del título, Collin Morikawa, que acabó el día, y su concurso en el Abierto, con un golpe sobre el par.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.