Solari muestra su peor versión

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Santiago Solari
    Futbolista y director técnico argentino

Édgar Luna Cruz, enviado

PUEBLA, Pue., enero 8 (EL UNIVERSAL).- América alcanzó a rescatar lo que su técnico echó a perder. Las Águilas salieron vivas del Cuauhtémoc, al empatar a uno con el Puebla, jugando más de 50 minutos con 10 hombres, por la expulsión de Roger Martínez, aunado al escándalo de Santiago Solari, quien perdió las formas y también vio la roja.

El orgullo azulcrema salió al rescate, los auxiliares americanistas acomodaron bien al equipo que estuvo más cerca de ganar que de perder. Esto, al final, fue un golpe para La Franja, que tuvo el triunfo en las manos, y lo dejó ir.

El juego pintaba para ser de un color y al final fue otro.

Aunque Puebla tenía la pelota, dominaba en el campo y jugaba fuera del área americanista, el cuadro de Coapa tenía todo bajo control, Salvador Reyes había marcado apenas a los 10 segundos de juego y Guillermo Ochoa no había tenido que intervenir, pero Roger Martínez venía con ganas de pelear y Solari con poca paciencia.

Todo comenzó cuando no se le marcó una falta al colombiano, lo que Solari reclamó. Minutos después Martínez se barrió temerariamente frente a las bancas, lo iban a amonestar y el técnico americanista, muy a la Miguel Herrera, saltó contra el árbitro, quien lo expulsó de inmediato.

América comenzó a desmoronarse, Roger se hizo expulsar minutos después y el resultado fue que gracias a un error de Jordan Silva y Jorge Sánchez, la pelota le llegó a Maxi Araujo, que en el área chica fusiló a Ochoa (44’).

Para la segunda parte, La Franja lo intentó. Nicolás Larcamón sacó a un central, metió a un volante ofensivo y se fue por la presa... América se metió en su campo. Las Águilas mostraron más sangre, más que cuando estaba su técnico en la banca y comenzaron a ganar metros, ya no se veían como víctimas. Ochoa hizo una gran atajada y levantó aún más el ánimo americanista, que ya solo le dejaba a Puebla la opción del "centro a la olla".

Salvador Reyes tuvo el gane para las Águilas, pero voló su disparo.

Larcamón metió a su nuevo arsenal, pero le faltó imaginación. Puebla dejó ir tres puntos y América salvó la noche, a pesar de Roger y quién lo dijera, de Solari.

Los directores técnicos

Santiago Solari, víctima de la frustración, fue expulsado; Nicolás Larcamón no pudo abrir a un América que se quedó con un jugador menos.

Con velocidad

El América abrió el marcador con un tempranero gol de Salvador Reyes, a los 10 segundos.

Desconcentración

El colombiano Roger Martínez se fue expulsado (35’) por una falta sobre el defensor Juan Segovia.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.