Simeone: "No me importa lo que piensen de mí, sé lo que doy, cómo me entrego"

Majadahonda (Madrid), 28 oct (EFE).- "Tengo claro lo que quiero, sé lo que busco, sé entrenar de una manera, voy a seguir entrenando de la manera que sé entrenar y buscaré, como siempre, dar lo mejor que tengo para mi club, que es el Atlético de Madrid", expresó este viernes Diego Simeone, que remarcó que no le "importa" lo que piensen de él, cuando fue preguntado por si se siente cuestionado por la directiva, por el vestuario o por la afición.

"Siento que tenemos que hacer un gran partido mañana, siento que tenemos que seguir trabajando dando todo lo que damos desde que llegamos al club y no pienso en otra cosa que lo que tenemos por delante. Después, un gran escritor español (en referencia a Camilo José Cela) decía 'no me importa lo que piensen de mí'. Yo pienso exactamente lo mismo. Sé lo que doy, cómo me entrego y después los demás tendrán, como la vida misma, posibilidad de opinar, pero esto no termina hoy", valoró en rueda de prensa tras el entrenamiento.

Reciente la eliminación de la Liga de Campeones, el pasado miércoles con el 2-2 contra el Bayer Leverkusen, Simeone no cree que "la gente que trabaja en un club como el Atlético de Madrid se permita bajar los brazos". "No lo he visto en mis largos años de jugador y de entrenador", apuntó el técnico, que recordó que "siempre hay momentos difíciles en la temporada, claro está".

"Está claro que entre la decepción de no haber llegado a uno de los objetivos, que es estar en los octavos de final y que hemos hecho en ocho oportunidades y en dos no, y que sabemos el esfuerzo que hay detrás de esta búsqueda que no pudimos conseguir, todo sigue adelante. Tenemos la Liga por delante mañana, con un partido importante, en el que tenemos que seguir en el camino que vamos llevando desde Sevilla para acá, que entiendo que el equipo está haciendo las cosas muy bien", afirmó.

"El empate del otro día no me cambia mi pensamiento. Sigo pensando que el equipo está bien, está encontrando lo que nos hace sentirnos más identificados dentro del juego y acompañar este momento, estar fuertes, tranquilos y trabajar, que es lo que cuenta", proclamó Simeone, mientras dirige ya la mirada a la visita de este sábado a Cádiz, con las bajas por lesión de Koke Resurrección, Thomas Lemar y, quizá aún, de Marcos Llorente, aunque el internacional español ya se reincorporó este viernes al grupo.

El Atlético quedó eliminado de la Liga de Campeones con un fallo en el lanzamiento de penalti de Yannick Carrasco contra el Bayer Leverkusen. Dos jornadas antes, erró otro tiro desde los once metros Antoine Griezmann. "Es más emocional que técnico la definición y el golpeo de la ejecución de un penalti. No tengo más que agregar. Es mucho más emocional que técnico. Ojalá que cuando nos vuelva a tocar, volvamos a encontrarnos con el gol", dijo.

Joao Félix pidió el penalti para lanzarlo. ¿Es una de las actitudes que reclama el técnico para que el atacante portugués vuelva al once? "Esa es una muestra de actitud ante una situación de un tiro que podía definir un partido, pero la actitud es mucho más grande que una situación", contestó Simeone.

El técnico no sólo ha relegado al banquillo al delantero luso en cada uno de los últimos ocho encuentros oficiales, sino que también ha sido uno de los jugadores menos empleados de la plantilla durante ese tramo, desde la derrota en el derbi contra el Real Madrid (1-2). "Seguir trabajando. Tenemos un grupo de cinco futbolistas ofensivamente que son muy buenos (Álvaro Morata, Antoine Griezmann, Ángel Correa, Matheus Cunha y Joao Félix) y los cinco están con la posibilidad de jugar", abundó.

También habló de Rodrigo de Paul: "Su entrada el otro día y la de Saúl también nos dio fuerza en el medio, dinámica, llegada al área, buena conexión sobre todo Rodrigo con Molina y Carrasco con Saúl. Eso es lo que necesitamos. Rodrigo es un jugador importante cuando juega como el segundo tiempo del otro día. Ese es el futbolista que fuimos a buscar y que tenemos que exigir que nos dé, porque es diferente cuando juega en este nivel".

La eliminación de la Liga de Campeones puede provocar un reajuste económico al final del curso que implicaría la salida de algún o algunos futbolistas. "Nos hemos reinventado un montón de veces. Acá no hay nadie imprescindible. Me acuerdo siempre cuando terminó la Liga de 2014, que se fueron un montón, y cuando se fueron los chicos más grandes como Godín y Gabi que también el equipo se reinventó. No hay nadie imprescindible", asumió.

(c) Agencia EFE