El show de Nick Kyrgios, otra vez en el ATP de Washington: le preguntó a una espectadora a qué lugar debía sacar, le hizo caso y avanzó de ronda

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Sonrisas y complicidad en el torneo de Washington: el momento en el que Nick Kyrgios le consulta a una espectadora a qué dirección sacar antes de cerrar su victorias frente al local Marcos Girón.
Sonrisas y complicidad en el torneo de Washington: el momento en el que Nick Kyrgios le consulta a una espectadora a qué dirección sacar antes de cerrar su victorias frente al local Marcos Girón. - Créditos: @Rob Carr

Dentro del tenista australiano Nick Kyrgios (27 años; actual 63° del ranking mundial) conviven varias personalidades y matices. Irascibilidad, creatividad, voracidad, apatía, talento. Lo que nunca queda al margen es su capacidad para generar espectáculo. El jugador nacido en Canberra jamás pasa inadvertido. Tampoco lo hizo durante su debut en el ATP 500 de Washington , en su primer partido de singles desde la final de Wimbledon (10 de julio), en la que perdió frente a Novak Djokovic.

El australiano Nick Kyrgios venció al estadounidense Marcos Girón en su debut en el ATP de Washington
El australiano Nick Kyrgios venció al estadounidense Marcos Girón en su debut en el ATP de Washington

La capital de los Estados Unidos es una plaza que a Kyrgios le trae buenos recuerdos: allí ganó, en 2019, el último de los seis títulos ATP que ostenta. En aquel año exhibió una nivel altísimo y, además, se divirtió preguntándoles a los espectadores adónde debía dirigir su saque antes de ir a la línea de servicio con match point en su favor. En ese momento, el jueguito le salió bien. Y ahora repitió el ritual.

Fue durante su partido de la primera ronda ante el estadounidense Marcos Girón (53° del ranking), a quien terminó venciendo con autoridad, por 6-3 y 6-2, en tan solo 59 minutos. Con un nivel estupendo, Kyrgios dispuso de tres puntos para cerrar el partido, pero antes de sacar, se dirigió a una aficionada en la tribuna y le preguntó a qué dirección quería que hiciera el saque. La espectadora, sonriente, le dio su opinión y Kyrgios cumplió. Su saque a la T fue ganador y así logró triunfar y avanzar a la segunda ronda, donde se medirá con el local Tommy Paul (34°). Kyrgios recibió una ovación en el Rock Creek Park, escenario del cuarto evento más longevo del tenis profesional en EE.UU. (se juega desde 1969).

“En 2019 simplemente lo hacía cuando tenía una pelota de partido: preguntaba a alguien en la grada. Creo que es una experiencia especial para alguien que ha pagado para venir a verte jugar, puede irse a casa con un recuerdo” , expresó Kyrgios en la rueda de prensa posterior al match. Y añadió: “Sea un niño pequeño o una aficionada adulta como hoy, pienso que es algo bastante especial. Ojalá yo hubiese tenido momentos así cuando iba a ver partidos de tenis”.

Hace tres años, ante el éxito de la misma estrategia, Kyrgios y su “asesor” de turno celebraron con un fuerte apretón de manos. “Es muy sencillo cuando alguien te indica dónde debes sacar. Uno simplemente tiene que ir allí y apuntar al objetivo. Solo debes concentrarte en eso”, comentó en aquel momento el jugador aussie, un tenista súper talentoso que muchas veces se perjudicó con muy malos comportamientos dentro de la cancha, que le valieron distintas sanciones y prohibiciones.

Lo había hecho en 2019:

“Ahora salí a jugar bastante nervioso. Obviamente he ganado este torneo, pero deseo completar una gran actuación este año. He estado entrenando muy duro. Siento que mi tenis está en un momento mucho mejor. Mentalmente también, y quería mostrarles esto a los aficionados”, completó Kyrgios, que ostenta un balance de 22 victorias y 7 derrotas en la temporada. En 2019 ganó el trofeo de Washington al vencer en la final al ruso Daniil Medvedev (actual 1° del mundo; por entonces, 10°). El australiano, en una temporada de resurrección deportiva para él, va por más. Siempre dando espectáculo, claro.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.