Sevilla y RB Salzburg igualan en un raro estreno con lluvia de penales

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

En un raro partido con cuatro penales en un sólo tiempo, Sevilla y RB Salzburg empataron 1-1 en el Ramón Sánchez Pizjuán en su estreno en esta Champions League 2021-22. Luka Sucic e Iván Rakitic fueron quienes convirtieron desde los doce pasos y decretaron la igualdad entre ambos conjuntos, que tuvieron presencia argentina en cancha. Marcos Acuña, Alejandro Papu Gómez, Lucas Ocampos, Érik Lamela y Gonzalo Montiel por los sevillanos, mientras que en los austríacos tuvo minutos Nicolás Capaldo.

Partido insólito por donde se lo vea, sobre todo de parte del local. El equipo de Julen Lopetegui quedó a deber y, para colmo, provocó esos tres penales en el primer tiempo. La mala puntería de su rival lo metió en el partido, pero después, la expulsión de En-Nesyri lo condicionó para todo el segundo tiempo.

 

Fueron tres las situaciones más claras de RB Salzburg para directamente liquidar el trámite del partido. Un penal de Diego Carlos al borde del área, un empujón insólito de Jesús Navas y, el tercero, una pierna clara arriba del arquero Bono, todas infracciones a Karim Adeyemi y bien cobrados por el árbitro bielorruso Aleksei Kulbakov. El primero, a los 13 minutos, fue muy mal ejecutado por Adeyemi y fue directamente afuera.

Penal errado de Adeyemi

El segundo se dio ocho minutos después. Cambiaron el ejecutante y el que convirtió fue Luka Sucic para convertir el primer tanto de su equipo en esta fase de grupos y su segundo de la temporada. Bien ejecutado por el croata, que tendría una nueva ocasión desde los 12 pasos al minuto 37.

Gol de penal de Sucic

En este nuevo penal, Sucic quiso engañar a Bono cambiándole el lugar de la ejecución anterior. Sin embargo, abrió tanto el pie que la pelota terminó por dar en el palo y salió disparando fuera del área. Milagro para Sevilla que volvió a vivir, aunque demostró que su defensa sufrió las complicaciones del caso ante el acecho rival.

Penal errado de Sucic

Y, para terminar esta insólita primera parte, otro penal. Esta vez, el árbitro Kulbakov se apoyó en el VAR para cobrar penal por una falta de Wöber sobre En-Nesyri. Iván Rakitic lo cambió por gol para un insospechado y extraño empate.

Gol de penal de Rakitic

Lo llamativo de este primer tiempo "histórico", según explicó MisterChip, es que es el primer partido en donde se cobran cuatro penales en toda la historia de la Champions League, mientras que es la primera vez que un equipo visitante tiene tres chances desde los 12 pasos en un partido de esta competencia.

Y el segundo tiempo quedó condicionado rápidamente por la expulsión de En-Nesyri, quien fingió una supuesta falta y el árbitro le sacó la segunda amarilla. Con diez hombres, el partido parecía hacerse cuesta arriba para el local, pero fue el que tuvo más aproximaciones. Aunque, ninguno de los dos logró romper el empate.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.