El Sevilla FC da un ‘Giro’ de 180 grados

·3  min de lectura

Londres, 9 sep (EFE).- Este verano, el Sevilla cambió de patrocinador y la plataforma de inversiones online Degiro es la que luce en las elásticas de los hispalenses. Un acuerdo que busca expandir la proyección internacional de la marca enlazándose con los éxitos del Sevilla y que cuenta con la experiencia previa y el respaldo de haber patrocinado ya al Borussia Monchengladbach en Alemania.

Muhamad Chahrour, consejero delegado de Degiro, atiende a EFE Sport Business desde Sevilla para explicar las razones de por qué escogieron al Sevilla y no a otro equipo de la Liga. Confían en el equipo de Julen Lopetegui, que esta semana vive tiempos convulsos.

Pregunta: ¿Qué buscan con este patrocinio con el Sevilla?

Respuesta: Somos uno de los mayores plataformas 'brokers' online y de las que más están creciendo, por lo que siempre estamos buscando oportunidades para seguir en esta línea. Llevamos en el mercado durante más de dos décadas, en Alemania, Holanda, Austria, varios países europeos, y también España, área que hemos consolidado como nuestro tercer mercado más importante. Tenemos unos 250.000 clientes. Estas cifras nos llevan a pensar cómo podemos acelerar nuestro crecimiento y nuestro desarrollo y ya hemos tenido buenas experiencias en el pasado, en Alemania con el Borussia Monchengladbach, por lo que consideramos extender estos patrocinios a otros mercados.

Pensamos cuál sería el socio adecuado para un mercado como el español, la respuesta fue muy rápida, porque no hay muchos clubes que se puedan asociar tan fácilmente con nosotros como ha hecho el Sevilla. Es un club histórico, con tradición, que casa bien con nuestro valores, con los pies en la tierra... Tiene una base de aficionados que nos gusta, a los que apoyaremos, y tiene un éxito en Europa contrastado. Este es uno de los puntos clave, por un lado nos va a ayudar a la proyección en España, al disputar la Liga, pero con el tremendo éxito que han tenido en Europa en los últimos 15 años, también nos van a ayudar mucho en Europa.

P: ¿Cuándo empezaron a pensar en patrocinar un equipo español?

R: A principios de 2022 comenzamos a pensar en nuevas ideas y estrategias para nuestros mercados en alza. En Alemania ya estábamos con el Borussia Monchengladbach, así que pensamos qué mercados nos ofrecen oportunidades similares. Alemania estaba cubierta, en Austria el patrocinio deportivo no iba a tener el mismo impacto, en Holanda ya somos líderes, así que nos centramos en España y Francia. Como era el mercado que más rápido crecía, pensamos que España es el sitio adecuado para nosotros.

P: ¿Qué pasaría con el patrocinio si el Sevilla no se clasifica para Europa?

R: No desvelamos muchas cosas de nuestros contratos. Los contratos siempre tienen diferentes dimensiones, una de ellas es el éxito comercial. Para nosotros el punto más importante es desarrollar nuestra marca en el mercado español. Nadie tiene dudas de que el Sevilla va a seguir jugando en la Liga, con un papel importante. Tampoco tenemos dudas de que el Sevilla se clasificará el año que viene a competición europea. Primero disfrutemos de esta temporada y después evaluaremos con el club cómo podemos continuar con este patrocinio.

P: ¿Cuál es la duración del contrato y qué inversión se ha hecho en él?

R: No desvelamos nada del contrato. Preferimos que se quede de puertas para dentro y que solo lo sepan las partes involucradas. Creemos que es mejor así.

P: La competencia para patrocinar equipos de fútbol es mayor que nunca.

R: Sí, no es sencillo, pero aquí tengo que quitarme el sombrero ante el Sevilla, porque no ha decidido escoger una opción rápida que dé mucho dinero, también ha querido fijarse en los valores que transmite la marca, su experiencia previa, su fiabilidad. Esos puntos son más claves que solo el puro dinero. Hemos visto en los últimos años muchas compañías que querían anunciarse a toda costa y que han puesto siete, ocho, nueve cifras para conseguirlo y ahora hay equipos, por ejemplo en Italia, que están sufriendo para que sus patrocinadores les paguen.

Manuel Sánchez Gómez

(c) Agencia EFE