La serie internacional de Maroñas: se corre el Gran Premio José Pedro Ramírez, pero los ojos argentinos están puestos principalmente en el Ciudad de Montevideo

La tordilla Pepper Mill ganó sus primeras carreras en Argentina, donde fue criada y comenzó a competir, pero se hizo fondista en Uruguay; busca el segundo éxito en el GP Ciudad de Montevideo (G1).
La tordilla Pepper Mill ganó sus primeras carreras en Argentina, donde fue criada y comenzó a competir, pero se hizo fondista en Uruguay; busca el segundo éxito en el GP Ciudad de Montevideo (G1). - Créditos: @Prensa Maroñas

MONTEVIDEO.– Sale de la rutina que los ojos de los argentinos estén puestos principalmente en el Gran Premio Ciudad de Montevideo (G1-2000m). En el Día de Reyes, por tradición y por importancia, todo gira siempre en Maroñas alrededor del José Pedro Ramírez (G1-2400m), la carrera más importante del calendario uruguayo. No obstante, las tres yeguas que llegaron desde Buenos Aires lo hicieron con la mira en la segunda prueba en trascendencia de la jornada y eso abre un universo paralelo al que se vive por estas horas en ese hipódromo.

Este jueves por la mañana, de hecho, mientras los inscriptos en los cuatro grandes clásicos –alojados en esa Villa Hípica– galopaban en la pista de arena que correrán, la mayoría de los que asistieron a ver el último entrenamiento previo estaban pendientes del paso de los que, hoy a las 20.40, se medirán en el Ramírez. Y, sobre todo, en el intento de decodificar la magnitud del potencial de El Cosechero y Kopenhagen, dos brasileños experimentados que llegaron con grandes expectativas. Emerit Craf, Paliza Salvaje y la tordilla Kume, el tridente argentino, también forman parte de las visitantes por descubrir y cuyos entrenadores son interrogados a cada paso, pero la prueba magna del turf charrúa encandila. Entonces, hay menos presión alrededor de ellas, que están casi agazapadas.

Con las pistas de Maroñas de fondo, mientras varean los caballos, Alfredo Gaitán Dassie responde a las preguntas sobre Emerit Craf, su yegua en el GP Ciudad de Montevideo (G1).
Con las pistas de Maroñas de fondo, mientras varean los caballos, Alfredo Gaitán Dassie responde a las preguntas sobre Emerit Craf, su yegua en el GP Ciudad de Montevideo (G1).

Emerit Craf tiene el sello de Alfredo Gaitán Dassie, un exitoso entrenador en Argentina que también ganó grandes premios en Chile y en Brasil, además de competir en Estados Unidos e Inglaterra. “A Uruguay es la segunda vez que traigo un caballo. La anterior fue en 2006, con Baader, que perdió el Ramírez por una cabeza”, revela en lo personal, y se enfoca en la yegua: “Luego del torneo Palermo le dimos un descanso. Y cuando surgió la posibilidad del Ciudad de Montevideo me gustó la idea. Aunque tiene un padre que produce principalmente para carreras de pasto y por madre es nieta de un ganador del Arco de Triunfo, terminó siendo más rendidora sobre arena. Nunca nada está escrito con los caballos”. A muchos les sorprendió que la mañana previa a la carrera diera una vuelta y media a la cancha. Es una buena señal para los pulmones. Incluso, su jockey, Rodrigo Blanco, la encontró con más voluntad que el miércoles.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Edgardo Martucci, que entrena a las otras dos, sostiene que “las yeguas y yo estamos como en casa” y revela algunos detalles del viaje. “El día que Paliza Salvaje ganó el clásico en La Plata (el 25 de octubre), el propietario me dijo que había visto que se corría en enero el Ciudad de Montevideo y quería traerla. Es más, me aclaró que hasta ganando pierde plata y eso no me gustaba, pero me convenció. La idea original era que viajara con Nievre, el ganador del República Argentina, que no pudo venir al Ramírez porque tuvo una pequeña lesión, y a último momento se unió Kume, porque se hizo un lugar en la carrera”, profundiza.

Está tranquilo con lo que tiene por delante. “No les voy a dar instrucciones a los jockeys, que conocen la pista y ya ganaron acá”, subraya respecto de Wilson Moreyra, que llegará desde Buenos Aires, y Julio César Méndez, al jinete local que buscó para reemplazar al lesionado Esteban Torres. “Con Julio tuvimos una muy buena relación en el tiempo que estuvo en Argentina y ganamos muchas carreras juntos”, mira el lado positivo de la situación adversa que lo impactó desde lo humano y lo profesional.

La tordilla Pepper Mill fue la ganadora del Ciudad de Montevideo (G1) en 2022 y busca el doblete; la yegua argentina está radicada en Maroñas desde 2020.
La tordilla Pepper Mill fue la ganadora del Ciudad de Montevideo (G1) en 2022 y busca el doblete; la yegua argentina está radicada en Maroñas desde 2020. - Créditos: @Pren

Entre las rivales fuertes estará Pepper Mill, una argentina radicada en Maroñas desde 2020, cuando Facundo Santesteban recibió una velocista que convirtió en fondista. En 2022 ganó el Ciudad de Montevideo, apenas tres semanas después de haber competido en San Isidro. “Fue una apuesta grande aquélla, contra toda lógica. Ahora llega más descansada y era la idea de los propietarios volver a correr esta carrera, por lo que dejamos pasar un clásico para llegar de la mejor manera posible”, dice el preparador. La cita es a las 18.45.

Será el aperitivo de la prueba cumbre de la hípica charrúa, donde hay dos argentinos, también ya alojados en Uruguay hace años. Prelude Rye es el último ganador del Ramírez, el campeón reinante al que siempre se debe respetar. Y Roundofapplause lleva los colores de Invasor, la gloria rioplatense que llegó a ser el mejor caballo del mundo hace casi dos décadas y hoy presta servicios en el haras Cuatro Piedras, en Progreso, a poco más de 30 minutos al norte de Maroñas. La bandera argentina los acompaña.

También está la insignia brasileña, representada en seis caballos. Uno de los visitantes tiene una historia particular. Fabiane De Mattos visitó por primera vez Maroñas en 2015 en su rol de periodista y hoy es criadora y presentará a El Cosechero, de su propiedad. “Sólo tengo a la madre en la reproducción. Lo vi crecer, es como un hijo para mí. El hecho de estar acá corriendo esta carrera es la realización de años de trabajo y dedicación”, se enorgullece, y lo presenta: “Tiene 5 años el caballo, ganó las últimas cuatro que corrió y en 2022 sólo lo hizo tres veces. Corría y descansaba por unos meses. El objetivo fue hacer una campaña corta y ganó en tiempo récord en los 2000 metros en el hipódromo de Cristal cuando reapareció”.

El triunfo de El Cosechero en el GP Bento Gonçalves

De Mattos no deja de sorprenderse. “No esperaba que se adaptara tan bien a la cancha. Tenía una gran preocupación porque nunca salió de Porto Alegre y viajó tranquilo con su peón y con su jockey, y nunca extrañó. Se lo ve como si estuviera en un lugar donde vivió siempre”, dice, y deja una confesión: “La gatera que elegí nos libra de problemas, al ser la más externa, pero también hay algo de cábala, porque su hermano paterno, Atlético el Culano, largó del 16 cuando la ganó en 2021″.

Otra campeona reinante es la yegua Girona Fever, que ganó 12 de sus 14 carreras y llegó a estar ocho meses sin derrotas. En las dos únicas que perdió en su campaña terminó segunda. Su nombre se ha convertido en sinónimo de velocidad, en la arena en cualquier condición. En su intento de reeditar la victoria de la temporada pasada, cuando se impuso por cinco cuerpos, y convertirse en la primera que consigue dos veces consecutivas el Gran Premio Maroñas (1000m) desde la reapertura, en 2003, tiene un bonus track: la prueba es, desde este año, de Grupo 3, subiendo un escalón en el registro internacional.

Girona Fever se impuso en el GP Maroñas de 2022 y va por el doblete consecutivo.
Girona Fever se impuso en el GP Maroñas de 2022 y va por el doblete consecutivo. - Créditos: @Pres

Durante 2022, estuvo obligada a una pausa entre abril y octubre, como consecuencia de haber sufrido un doble desgarro en ocasión de su última derrota. A su regreso, retomó la serie y venció en las dos competencias que disputó. A las 15.55, tendrá quince adversarios, incluido Sócrates, con el que convive en el stud Uruimporta. La cita no cuenta con protagonistas argentinos, pero sí con seis brasileños con campaña en Uruguay.

En el Gran Premio Pedro Piñeyrúa (G3-1600m), que también estrena su categorización y todos los anotados conocen el trazado, las principales figuras de la especialidad no estarán y eso abre un abanico amplio de postulantes al triunfo. Entre ellos hay dos argentinos que están radicados en suelo charrúa: Saltando Charcos, que ha explorado en diversos hipódromos y recorridos desde 2019 pero lo más saliente lo consiguió en la media distancia, y el potrillo El Chanta, que tiene 3 años y no había nacido cuando su coterráneo ya había cruzado el Río de la Plata y estaba compitiendo en Maroñas. Serán dos de los 16 ejemplares que estarán en las gateras a las 16.55.

Lejos de la abundancia de otras épocas, pero con la misma pasión, la jornada de Reyes está en camino. Y todos esperan que llegue el regalo soñado.