Mala jornada para varios argentinos de la Scaloneta: un expulsado, varios lesionados y otro “abarajado” por su técnico

·6  min de lectura
Di María reaccionó mal ante la asfixiante marca de su rival, le dio un codazo y vio la roja en la primera etapa
Di María reaccionó mal ante la asfixiante marca de su rival, le dio un codazo y vio la roja en la primera etapa - Créditos: @Captura TV

Falta poco para el Mundial, se viene una nueva ventana de amistosos para el seleccionado nacional y los ojos de todos están puestos en los futbolistas que o bien tienen ya un lugar asegurado en el plantel o están peleando por un sitio entre los 26 que irán a Qatar. Por eso, la primera parte de este domingo tuvo un saldo negativo en algunas de las figuras que conduce Lionel Scaloni.

El primero fue Ángel Di María, que tuvo una jornada negra en un día para el olvido de Juventus que, por la Serie A, cedió su invicto tras siete fechas jugadas y cayó ante Monza, que marchaba último, por 1 a 0, en uno de los duelos correspondientes a la fecha siete del Calcio. El argentino vio la roja tras un codazo a un rival a pocos minutos de la finalización de la primera etapa. Una reacción en caliente para el rosarino que volvía a la titularidad luego de tres partidos.

Sólo faltaban 6 minutos para el término del primer capítulo. Monza y Juventus igualaban 0 a 0 en un partido muy disputado y llegó la jugada que cambió las cosas para el equipo dirigido por Massimiliano Allegri. Ángel Di María estaba siendo marcado por Armando Izzo. La asfixiante presión ejercida por el defensor italiano hizo que el futbolista argentino reaccionase de la peor manera para sacarse de encima a su rival: codazo en el pecho e inmediata expulsión del árbitro Fabio Maresca, que no dudó en mostrarle la roja. A pesar de la protesta, el exPSG fue justamente echado.

La expulsión de Fideo

De este modo, la Vecchia Signora se quedó durante todo el partido con un futbolista menos y el local supo aprovecharlo. A los 29 minutos de la segunda parte el danés Christian Gytkjaer anotó el único tanto del partido que le dio la victoria a Monza que obtuvo su primer triunfo en la Serie A y se recuperó tras un comienzo de temporada complicado cinco caídas y un empate.

Por el lado de Juventus, de irregular campaña, fue la primera derrota en el campeonato y la tercera en la temporada. Es que, además perdió con PSG y ante Benfica por la Champions League. Además, en este duelo, Leandro Paredes también fue titular y Matías Soulé, el otro argentino que juega en el equipo de Turín ingresó por De Sciglio a los 40 de la segunda etapa.

Lo mejor del triunfo de Monza sobre Juventus

Di María, quien al principio de la temporada estuvo ausente durante dos partidos por una lesión en que sufrió en el aductor mayor de su muslo izquierdo que sufrió en su debut, regresaba a la titularidad luego de tres encuentros. El último de ellos había sido en el empate ante Fiorentina. Además, desde su llegada a Juventus, Fideo disputó seis partidos y convirtió un solo gol. El mismo fue ante Sassuolo, por la primera fecha de la Serie A, encuentro en el que debió abandonar la cancha por la mencionada lesión.

Las disculpas de Di María

Luego del partido en el que Juventus cayó ante Monza, Fideo no demoró en pedirle disculpas a los hinchas del conjunto de Turín. A través de su cuenta de Instagram, el rosarino se expresó arrepentido: “Quiero pedir disculpas a todos por esta reacción inapropiada que he tenido en el campo. Haber dejado al equipo con uno menos en un momento tan difícil del campeonato ha hecho que perdamos el partido. Haber perdido es culpa solamente mía. Lo siento mucho. Soy un profesional pero también un ser humano que comete errores y sabe reconocerlos”, escribió Di María admitiendo su eror.

Dybala no pudo jugar

Otra luz de alerta se encendió en Roma, donde Paulo Dybala es una de las figuras desde que comenzó la temporada. Durante el calentamiento previo al partido frente a Atalanta, el ex delantero de Juventus sintió un dolor que obligó al técnico José Mourinho a alterar los planes: ni siquiera lo sentó entre los suplentes (a la postre, Roma cayó por 1 a 0). Ahora, resta saber cuál es la situación del futbolista argentino, aunque se presume que sufrió una lesión muscular. Desde la selección creen en que igualmente formará parte del plantel que viajará a los Estados Unidos para jugar los amistosos de los próximos días: el jueves 22 ante Honduras y el martes 27 frente a Jamaica.

En ese mismo encuentro, uno que debió salir a poco de iniciado el encuentro fue Juan Musso. Iban apenas 7 minutos cuando fue a buscar una pelota aérea y chocó fuerte con su compañero Demiral. El arquero argentino quedó en el piso y, pese a recibir atención médica, se decidió que no podía continuar, por lo que fue reemplazado por Marco Sportiello.

Tirón de orejas para Lo Celso y lesión de Acuña

Otro que no la pasó bien fue Giovani Lo Celso. Fue titular para Villarreal en el encuentro ante Sevilla (terminó 1 a 1), pero el técnico Unai Emery decidió reemplazarlo enseguida: a los 30 minutos del primer tiempo, Álex Baena reemplazó al volante argentino, que se retiró con cara de fastidio, aunque no se descarta que tenga una molestia muscular. El entrenador del Submarino Amarillo puso los puntos sobre las íes en la conferencia posterior al partido, lo que sonó a tirón de orejas para el futbolista de la selección argentina: “Después de toda la semana con ciertas dudas, Gio me decía que estaba listo para jugar, pero me daba la sensación de que no. No era un partido para jugar al 60% o 70%. Esa fue la única cosa que vi y no me gustó”. Pese a esta situación, no habría problemas con que Lo Celso que viaje a la gira con el seleccionado argentino.

Lo Celso salió reemplazado a la media hora de juega por una molestia muscular
Lo Celso salió reemplazado a la media hora de juega por una molestia muscular - Créditos: @Denis Doyle

En ese mismo encuentro, otro argentino tuvo dificultades. Marcos Acuña salió a los 23 minutos del segundo tiempo con una molestia, según confirmó en conferencia de prensa el entrenador de Sevilla, Julen Lopetegui.

A dos meses del Mundial, cada luz de alarma que se enciende es una preocupación para Lionel Scaloni, que busca que sus dirigidos lleguen a la cita de Qatar en la mejor forma posible.