Sergio Romero quiere concretar en Boca su temporada más activa del Mundial 2014 a hoy

·7  min de lectura
Sergio Romero usará el número 25 en su dorsal
Sergio Romero usará el número 25 en su dorsal - Créditos: @TŽlam

Si Sergio Romero llegase a atajar en Boca durante las 15 fechas que le quedan a la Liga Profesional y la final del Trofeo de Campeones, quedará a apenas dos encuentros de completar la temporada con más presencias del Mundial 2014 a hoy. Ocurre que entre la falta de titularidad en Manchester United, lesiones diversas, coronavirus y la operación a la que fue sometido en marzo de este año en su rodilla derecha, promedió 11 partidos por año de junio de 2014 a julio de 2022. Su mejor ritmo lo encontró en la campaña 2016/2017, cuando defendió la valla del conjunto inglés en 18 ocasiones.

La incorporación que Boca concretó anteanoche, casi sobre la hora del cierre del libro de pases, es muy positiva desde lo económico: en condición de agente libre, Romero no le generó gastos a la tesorería del club.

Al mismo tiempo, se da una situación muy infrecuente. El equipo xeneize cuenta con cuatro arqueros dentro de su plantel: Romero se suma a Agustín Rossi, Javier García y el juvenil Leandro Brey, que el club sumó proveniente de Los Andes como una apuesta a futuro.

En este contexto, y teniendo en cuenta las ásperas y estériles conversaciones que hubo hace unos días acerca de su posible renovación de contrato, no sería descabellado imaginar que Rossi haga las valijas en el corto plazo. Cuatro personas para ocupar un puesto en el que no es frecuente demasiados cambios de nombres suena exagerado.

Más allá de su indiscutible categoría (es el hombre que más veces defendió el arco de la selección argentina en toda la historia), el foco de Romero, de 35 años, estará puesto en su estado físico. Algo similar a lo que ocurrió en el último tiempo con las llegadas de Marcos Rojo y Diego Pulpo González.

En su presentación oficial dejó en claro que está en óptimas condiciones como para debutar apenas lo considere así el trinomio técnico que lidera Hugo Ibarra. Incluso, su esposa Eliana Guercio publicó en su cuenta de Twitter un video reciente en el que se lo ve entrenándose con normalidad.

A la vez, hay un dato concreto: Chiquito jugó por última vez el 6 de marzo de este año, en la derrota sufrida por Venezia ante Sassuolo por 4 a 1. Luego tuvo el parate por la intervención quirúrgica y su consecuente rehabilitación. En junio él quedó libre y su equipo perdió la categoría y cayó a la Serie B.

Antes de la firma con Boca, el misionero se entrenó en el predio Tita Mattiussi de Racing, en donde una de las canchas auxiliares lleva su nombre. El plan inicial era mantenerse en forma y aguardar una oferta europea que lo seduzca. Pero el teléfono no sonó y cuando Juan Román Riquelme le propuso sumarse a Boca, el sí fue casi inmediato.

La carrera de Romero, en números

En total, Romero jugó hasta el momento 279 partidos a nivel clubes, con un total de 24.909 minutos, en los que recibió 267 goles y mantuvo su arco en cero en 122 oportunidades. Todo comenzó en Racing, en 2007. Allí fue su debut profesional, después de realizar las inferiores. Pero apenas jugó cuatro partidos (todos de titular) antes de emigrar a AZ Alkmaar, de Países Bajos.

En suelo neerlandés es donde más partidos jugó. A lo largo de cuatro temporadas disputó 111 encuentros (9.803 minutos). Le marcaron 111 tantos y en 47 oportunidades mantuvo el arco en cero. Fue campeón de la Eredivisie 2008/09 y alzó Supercopa de Países Bajos 2009.

Sergio Romero no logra hacer pie en Monaco
Sergio Romero no logra hacer pie en Monaco - Créditos: @Monaco

El siguiente paso fue la Serie A, de Italia. En Sampdoria tuvo dos etapas: 2011-2013 y 2014-2015. En total tuvo 74 presencias, recibió 80 goles y mantuvo su valla invicta en 25 ocasiones.

El camino de Romero continuó en Mónaco, durante la temporada 2013/2014. En el conjunto del principado jugó un año a préstamo y apenas sumó nueve encuentros (827 minutos), recibió 7 goles y en cinco partidos no recibió goles.

El arquero de Manchester United, Sergio "Chiquito" Romero, no está contento con su situación actual y buscaría salir del club inglés en este periodo de transferencias
Romero integró el plantel de Manchester United durante seis años, en los que jugó apenas 65 partidos - Créditos: @DPA

El lapso de tiempo que pasó en Manchester United fue el más amplio de toda su carrera (seis años entre 2015 y 2021). Pero a la vez, donde menos continuidad tuvo. En total disputó apenas 65 partidos, a razón de 11 por temporada. Sumó 5925 minutos de acción, recibió 29 goles y totalizó 32 vallas invictas. Agregó a su vitrina personal la FA Cup 2015/16, la Community Shield 2016 y la Copa de la Liga 2016/17.

El último destino previo a aterrizar en Boca fue Venezia. Durante la temporada 2021-22 jugó 16 partidos (1440 minutos) y recibió 33 goles. Solo pudo mantener la valla invicta en tres ocasiones.

Sergio Romero en su saludo con Maradona
Romero y Diego Maradona, el DT que lo hizo debutar en el arco de la selección argentina a los 22 años - Créditos: @Fabián Marelli

Una década albiceleste

Sergio Romero fue un indiscutido en el arco de la selección argentina durante casi 10 años. Se dieron dos situaciones infrecuentes. Por un lado, desde que Maradona confió en sus condiciones y lo hizo debutar en 2009, su nombre nunca faltó en cada convocatoria siguiente, sea del propio Diego como por sus sucesores: Sergio Batista, Alejandro Sabella, Gerardo Martino, Edgardo Bauza y Jorge Sampaoli. Con un plus: en todos los ciclos fue titular.

En total suma 96 encuentros oficiales en la valla albiceleste, número que le permite erigirse como el arquero con más presencias de la historia de la selección. Recibió 69 goles. Si se suman los datos estadísticos relacionados con sus presencias en selecciones juveniles y olímpicas (con las que fue campeón del mundo Sub 20 en Canadá 2007 y oro en los Juegos de Pekín 2008), totaliza 123 participaciones y 89 goles recibidos.

Javier Mascherano habla con Sergio Romero antes de la definición por penales.
"Hoy te convertís en héroe", fue la frase que inmortalizó Javier Mascherano cuando se la dijo a Sergio Romero, antes de que Chiquito contenga dos remates en la semifinal contra Países Bajos, en el Mundial 2014

La interrupción de su etapa albiceleste se dio por culpa de una lesión. El 27 de marzo de 2018 sintió una molestia en su rodilla derecha luego de un choque con Diego Costa, durante un amistoso ante España. Chiquito fue reemplazado por Wilfredo Caballero y la selección recibió una dura goleada: 6 a 1.

Si bien hizo todo lo posible por meterse en la lista mundialista rumbo a Rusia, finalmente en mayo se anunció su baja, por el riesgo que implicaba la posibilidad de desprendimiento de cartílago que incluso podría afectar los meniscos de su rodilla derecha.

A ocho años y un mes de la noche en la que, según Javier Mascherano, “se convertiría en héroe” al atajar dos penales en la definición ante Países Bajos, que le permitió a la Argentina meterse en la final del Mundial 2014, Sergio Romero cambió la comodidad y la estabilidad económica del fútbol europeo por la pasión que le ofrece el siempre difícil Mundo Boca. “Boca es el club más grande de la Argentina”, dijo en su presentación. Fue tan contundente como sincero, cuando se reconoció como un confeso “hincha de Racing”.