Sergio Pérez: de hacer postres a compañero ideal de Max Verstappen en la Fórmula 1

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·6  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Checo Pérez celebra con Max Verstappen, su compañero en Red Bull, el triunfo en el GP de Mónaco.
@schecoperez

De niño Sergio Pérez trabajó de lunes a viernes en un restaurante, donde hacía postres, y el fin de semana corría en karting. La escudería Telmex, el proyecto del magnate Carlos Slim, fue el salto para llegar a Europa y competir en el automovilismo alemán y el británico. El sueño de la Fórmula 1 se hizo realidad en 2011, cuando con 21 años se estrenó en la escudería Sauber. Dos temporadas más tarde, McLaren lo sentó en la butaca que dejó vacía Lewis Hamilton, que iniciaba la mágica era en Mercedes. Force India resultó el destino a partir de 2014 y una demanda suya, en 2018, posibilitó salvar la escudería y los empleos de 400 trabajadores: la deuda provocó el concurso de acreedores y una posterior venta.

Checo continuó ligado al grupo con el nuevo patrón, Lawrence Stroll, y en 2020 consiguió con Racing Point su primer triunfo en el Gran Circo y el único que atesora la estructura que ahora lleva la marca de Aston Martin entre los constructores. La alegría por el éxito en Sakhir contrastó con el despido al final del calendario. Su trayectoria parecía acabarse y ante la ausencia de una propuesta el mexicano anunció a sus íntimos que se retiraría. Ahora, y después de ganar el fin de semana el Gran Premio de Mónaco, renovó por dos temporadas el vínculo con Red Bull Racing, y en caso de cumplir el contrato, se convertirá en el piloto que permanecerá más tiempo como compañero de Max Verstappen.

Con la victoria en el circuito callejero de Mónaco, Pérez se convirtió en el mexicano más ganador en la historia de la Fórmula 1; atesora tres triunfos, uno más que Pedro Rodríguez.
ANDREJ ISAKOVIC


Con la victoria en el circuito callejero de Mónaco, Pérez se convirtió en el mexicano más ganador en la historia de la Fórmula 1; atesora tres triunfos, uno más que Pedro Rodríguez. (ANDREJ ISAKOVIC/)

“Ganar en Mónaco es un sueño para cualquier piloto y celebrar mi primera victoria allí con el anuncio de que seguiré con Red Bull Racing hasta 2024 es sólo la guinda del postre”, comunicó en las redes sociales Checo Pérez, el primer mexicano y el quinto latinoamericano en vencer en el Principado. El tapatío, además, es con tres triunfos el conductor de su país que más victorias suma en Fórmula 1, tras superar a Pedro Rodríguez.

La continuidad ratifica la tenacidad de quien logró convertir en elogios las durísimas críticas que hasta no hace mucho le extendía Helmut Marko, la mano derecha de Christian Horner y el hombre que maneja con fiereza la academia de jóvenes talentos del equipo austríaco radicado en Milton Keynes, Inglaterra. Sentar en una butaca durante cuatro años a Pérez es un golpe para Marko, que no consiguió forjar en ese tiempo a ningún piloto con carácter suficiente para no ser devorado por la trituradora Verstappen.

El neerlandés, campeón defensor y puntero del actual Mundial de Pilotos, desarrolló una relación particular con Checo. Ninguno de los compañeros anteriores salió airoso en la conexión en el garaje de Red Bull: Daniel Ricciardo –el único que lo superó en puntos, en los dos años de convivencia– evidenció el desgaste, observó que Verstappen era el elegido para devolver la gloria a la escudería y optó por marcharse a Renault; Pierre Gasly fue degradado –después de 12 carreras en las que sufrió la voracidad de MadMax– a Toro Rosso (hoy, Alpha Tauri), y Alexander Albon jamás alcanzó a emparejar en ritmo a su coequiper en la temporada y media en la que vistieron los mismos colores.

Días mágicos para Sergio Pérez: el piloto mexicano ganó el Gran Premio de Mónaco y renovó hasta 2024 con Red Bull Racing.
Días mágicos para Sergio Pérez: el piloto mexicano ganó el Gran Premio de Mónaco y renovó hasta 2024 con Red Bull Racing.


Días mágicos para Sergio Pérez: el piloto mexicano ganó el Gran Premio de Mónaco y renovó hasta 2024 con Red Bull Racing.

La estadística destroza también al mexicano –25 a 4 en pruebas de clasificación y 23 a 6 en carreras–, pero la tarea encaja a la perfección en el proyecto de Horner. “Ser compañero de Max es un poco complicado para cualquier piloto, aunque Checo tiene la madurez necesaria para lidiar con eso. No acepta ser el piloto número 2, pero es un jugador de equipo magnífico: su nivel subió y él se convirtió en una fuerza que debe ser reconocida en la parrilla de la F. 1. Este año dio otro paso y la distancia respecto a Max se redujo de forma significativa. El ritmo, su habilidad en carrera y la experiencia hizo que no fuera una decisión difícil la de renovarle. Creo que tenemos una pareja de pilotos que nos puede dar los mayores premios en la Fórmula 1″, destacó el jefe de equipo.

El Mexicano Sergio Perez, celebra el triunfo sobre su Racing Point.
Bryn Lennon


Gran Premio de Sakhir 2020: Pére, festeja su primera victoria, con Racing Point, en la Fórmula 1; a fin de temporada llegarían el despido y la insospechada contratación de Red Bull, equipo en el que se convertirá en el piloto que habrá compartido más años con Verstappen. (Bryn Lennon/)

La concesión de la posición a Verstappen en el reciente Gran Premio de España es un detalle significativo del equilibrio: aunque más tarde se enseñara molesto, Sergio Pérez acató la orden de equipo. Y la felicidad de MadMax por el éxito de su compañero en Mónaco fue sincera, sentida, espontánea, como las humoradas que protagonizan en las conferencias de prensa. En el Principado, el neerlandés descartaba que pudiera generarse una batalla interna ante la paridad de los resultados, cuando el mexicano lo interrumpió: “Seguiremos enamorados, ¿verdad?”, le dijo mirándolo a los ojos, lo que desarmó en risas al campeón. “Sí, ¿por qué tendría que cambiar eso?”, respondió el campeón, antes de retomar con seriedad la respuesta.

El que dinamita la armonía es Jos Verstappen, el padre de Max, que deslizó que RBR priorizó a Pérez por sobre su hijo en Mónaco. El ex piloto de F. 1 fustigó a los responsables de la escuadra: “Ejercieron poca influencia para ayudar a Max a estar adelante. Se vio en la estrategia, que resultó completamente en favor de Checo. Creo que han tirado 10 puntos”, aludió a una supuesta pérdida en los campeonatos. El rendimiento de Verstappen fue menor que el de Pérez, que lo superó en las tres sesiones de práctica y en la qualy. El espíritu del nacido en Guadalajara estaba tan fortalecido que Checo se recompuso del accidente de la Q3 y soportó en la carrera la persecución de Carlos Sainz en el tramo definitorio.

Sergio Pérez correrá el año próximo en la Fórmula 1
Telmex


Checo, del karting a la escudería Telmex, con la que logró el salto a los campeonatos europeos; en 2011, con Sauber, se estrenó en Fórmula 1. (Telmex/)

De todos los equipos de Fórmula 1, Pérez nunca imaginó que Red Bull Racing sería su destino. Conquistó al desangelado Marko, entusiasma a Horner y solidifica la relación con Verstappen. Con su ayuda, el neerlandés terminó con la hegemonía de Hamilton, y ahora intentarán quebrar la de Mercedes entre los constructores.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.