El serbio Djokovic y el alemán Zverev, imparables en el Abierto de EE.UU.

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Flushing Meadows (EEUU), 2 sep (EFE).- El serbio Novak Djokovic, primer cabeza de serie, y el alemán Alexander Zverev, cuarto favorito, lograron este jueves sendos triunfos de tres sets corridos en la cuarta jornada del Abierto de Estados Unidos, para conseguir el pase a la tercera ronda.

Djokovic, de 34 años, lo hizo con facilidad al imponerse por 6-2, 6-3 y 6-2 al holandés Tallon Griekspoor, en apenas una hora y 39 minutos de acción, en los que logró 13 aces, cinco dobles faltas, colocó 33 golpes ganadores por 20 errores no forzados y cedió una vez su saque.

El número uno del mundo mejoró a 15-0 en partidos de segunda ronda en el US Open y permaneció invicto en partidos de Grand Slam esta temporada, en la búsqueda de convertirse en el primer hombre en ganar los cuatro torneos de Grand Slam en el mismo año desde 1969, cuando lo hizo el australiano Rod Laver.

El mayor problema de Djojovic se dio en el segundo set con un aficionado que lo abucheaba, pero Djokovic recuperó la concentración para asegurare la victoria.

"Me he sentido mucho mejor que en el primer partido, con buen saque, seguridad en los intercambios de golpes, y me siento feliz por el nivel de tenis que desarrolle esta noche en la pista", declaró Djokovic. "Ahora tendré que concentrarme en mi próximo rival que será muy difícil, como lo demuestra que ya perdí aquí con él".

Se refería a su rival en la tercera ronda, que será una verdadera prueba de fuego cuando se enfrente al japonés Kei Nishikori, que venció por 7-6 (3), 6-3, 6-7 (5), 2-6 y 6-3 a Mackenzie McDonald.

Nishikori mejoró a 27-7 en el quinto set, el porcentaje de victorias más alto entre los jugadores activos, y se vengó de una derrota ante McDonald en Washington a principios de este verano.

El tenista japonés venció a Djokovic en las semifinales del Abierto de Estados Unidos de 2014 para convertirse en el primer finalista de individuales masculinos de Grand Slam de Asia. El nativo de Japón perdió ante el croata Marin Cilic.

Pero Djokovic, que se enfrentará a Nishikori por vigésima vez como profesionales, tiene marca favorable de 17-2 y espera mejorarla cuando el sábado vuelvan a enfrentarse.

Otro rival que le puede esperar a Djokovic será Zverev, que no ha enfrentado un punto de quiebre este torneo, y confirmó que es el jugador con más probabilidades de impedir que el número uno de mundo pueda consagrar su leyenda con un triunfo en Flushing Meadows.

De momento, Zverev pasó a la tercera ronda con una aplastante victoria por 6-1, 6-0 y 6-3 sobre el español Albert Ramos Vinolas.

El número cuatro del mundo ha dominado el servicio esta semana, sin ofrecer una sola oportunidad de quiebre al estadounidense Sam Querrey en la primera ronda ni al zurdo Ramos-Viñolas.

"Mi servicio es la clave de mi juego", dijo Zverev. "Cuando funciona, juego muy bien. Cuando no lo es, estoy perdiendo partidos como lo hice en Wimbledon ... No es ningún secreto que mi servicio es probablemente el tiro más importante en mi juego, y estoy contento con cómo está funcionando ... Los partidos no van a ser más fáciles y Necesitaré que esa sea mi arma para acortar los partidos".

El próximo rival de Zverev será el estadounidense Jack Sock, que venció al kazako Alexader Bublik por 7-6 (3), 6-7 (2), 6-4, 4-6 y 6-3.

El sexto sembrado, el italiano Matteo Berrettini está empezando a jugar su mejor tenis y también logro el pase a la tercera ronda con un triunfo convincente ante el francés Corentin Moutet.

Berrettini tenía demasiada potencia de fuego para el francés, y logró la victoria por 7-6 (2), 4-6, 6-4 y 6-3 para llegar a la tercera ronda del US Open por tercer año consecutivo.

Su rival en la tercera ronda será el campeón de Winston-Salem de la semana pasada, el bielorruso Ilya Ivashka, que se impuso por 6-3, 6-4, 7-6 (5).

El resto de los cabezas de serie de la parte superior del cuadro que compitieron, el italiano Jannik Sinner (13), el francés Gael Monfils (17), el ruso Aslan Karatsev (21) y el estadounidense Reilly Opelka (28) también consiguieron el pase a la tercera ronda.

Menos el décimo favorito el polaco Hubert Hurkacz, que protagonizó la sorpresa negativa de la jornada en la competición individual masculina tras perder en cuatro sets por 2-6, 6-4, 6-4 y 7-6 (6) frente al veterano italiano Andreas Seppi, de 37 años, que se ha convertido en el "verdugo" de los mejor clasificados.

Seppi, que disputa por decimoctava vez el Abierto, nunca ha podido pasar de la tercera ronda a la que ha llegado por cuarta vez, pero la última fue en el 2015.

Mientras que en la competición femenina también ganaron todas las favoritas, encabezadas por la australiana Ashleigh Barty, la número uno, y la canadiense Bianca Andreescu, sexta, excampeona del Abierto en el 2019, que se impuso en la sesión vespertina por 6-4 y 6-4 a la a la estadounidense Lauren Davis.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.