La Serbia de Nikola Jokic se gusta ante un correoso Países Bajos

·3  min de lectura

Praga, 2 sep (EFE).- La selección de Serbia, una de las favoritas del torneo, cumplió con las expectativas y, en el partido inaugural del Grupo D en Praga, venció a Países Bajos, 100-76, aunque el combinado naranja no se rindió hasta el final ante el poderoso cuadro balcánico.

Los de Svetioslav Pesic, con una buena circulación de pelota, impusieron su ritmo desde el inicio, lo que en ese primer cuarto llevó a cometer una técnica de Jesse Edwards, presa de la ansiedad.

Aún así, los balcánicos no lograban despegarse en el luminoso, a pesar de que el pívot Nikola Jokic, dos veces MVP en la temporada regular de la NBA (2021 y 2022), se mostraba imparable, convirtiéndose en una pesadilla de su marcador, Jito Kok.

Pero Worthy de Jong, con un actuación estelar y 15 puntos antes del ecuador, lograba mantener a flote a su equipo, también con un 79% de acierto fuera de la pintura.

En el tercer cuarto los de Maurizio Buscaglia apretaron y durante llegaron a ponerse a 6 puntos, y fue entonces cuando emergió Valilije Micic, del Anadolu Efes turco, que además de asistencias (12), dio un verdadero recital con internadas en solitario y algunos de los puntos más espectaculares de la noche. Eso permitió a los serbios cerrar el tercer cuarto con 75-61.

En el arranque del último cuarto, de Jong volvió a convertirse en figura del partido, con 28 puntos y cerrando la diferencia a menos de diez puntos, pero a falta de cuatro minutos, los holandeses parecieron quedarse sin fuelle, y el resto hasta el final fue un recital de Serbia, apoyada en el acierto de Vanja Marinkovic (18), Nikola Kalinic (10), Dusan Ristic (11), y, naturalmente, Micic (15), que lograron todos ellos doble dígito en su marcador.

Por su parte, la selección israelí de baloncesto comenzó con buen pie su andadura por el Eurobasket tras imponerse en la prórroga sobre Finlandia por 89-87 en Praga, en un duelo reñido en el que destacó sobre el resto Lauri Markkanen, que acabó el partido con 33 puntos y 12 rebotes.

El conjunto israelí, dirigido por Guy Goodes, consiguió imponerse al talento individual de la estrella finlandesa gracias a la defensa de Deni Avdija (23 puntos y 15 rebotes), jugador de los Washington Wizards, que consiguió apagar a Markkanen en el tercer cuarto.

Finlandia dominó la primera parte de un encuentro, pero a partir del segundo cuarto el partido comenzó a decantarse para Israel, que optó por recortar distancias en la pintura por los malos porcentajes desde la línea de tres puntos (30%).

El duelo NBA entre Markkanen, nuevo jugador de los Utah Jazz, y Avdija se decidió en la prórroga, tras llevar el alero israelí a su equipo a la prórroga, con un triple a 37 segundos de terminar el tiempo reglamentario.

Un fallo de Markkanen en los últimos segundos ha dado la victoria a Israel, que se enfrentará a los Países Bajos en su próximo partido.

Polonia demostró garra para ganar a la anfitriona República Checa en Praga por 99-84, en un duelo donde Mateusz Ponitka y A.J. Slaughter decidieron desde el perímetro con 26 y 23 puntos respectivamente.

Los checos, liderados por el barcelonista Jan Vesely (17 puntos), lograron contener el fulgurante arranque polaco con un parcial de 10-0 en el segundo cuarto, igualando la contienda al descanso.

Tomas Satoransky, su nuevo compañero en el Barcelona, acabó el partido sin anotar ninguna canasta y fue de más a menos durante el encuentro, repartiendo un total de 6 asistencias.

Junto al estelar Ponitka destacaron el dúo del Gran Canaria, el pívot Aleksander Balcerowski en el primer cuarto (14 puntos, 7 rebotes y 4 asistencias) y el escolta A.J. Slaughter, decisivo desde la línea de tres puntos (45.5% de acierto) para cerrar el partido a favor de Polonia.

Polonia espera ahora a la Finlandia de Markkanen, que buscará redimirse tras la derrota ante Israel.

(c) Agencia EFE