Serbia-España, capítulo 2, ahora por un puesto en la final

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Tokio, 5 ago (EFE).- Serbia, defensora del título, y España volverán a verse las caras en Tokio 2020, como en la primera jornada, pero ahora con el premio de alcanzar la gran final de los Juegos Olímpicos.

En el estreno de la competición la selección española salió victoriosa por 13-12 con una magnífica labor defensiva y un tremendo Alberto Munárriz, con cuatro dianas. El conjunto de David Martín presentó su tarjeta de visita en el Centro Acuático Tatsumi con una victoria de postín ante la mismísima campeona olímpica.

Y mientras España encaminó el 25 de julio un torneo hasta la fecha perfecto, el conjunto de Dejan Savic supo levantarse del golpe, aunque también perdió luego ante Croacia (12-14). Para su fortuna las victorias sobre Montenegro (13-6), Australia (14-8) y Kazajistán (19-5), le otorgaron el pase como tercero del grupo B, y ante Italia en cuartos demostró su auténtica valía (10-6).

En Río de Janeiro, los serbios frenaron en cuartos la marcha de España y le ganaron la final del torneo continental de Barcelona 2018. El conjunto de Martín se tomó la revancha en el Mundial de Gwangju 2019 y en el Europeo de Budapest 2020, también en ambos casos en los cuartos de final.

El caso es que esta generación española ha alcanzado las finales de los últimos grandes torneos, ese Mundial y los Europeos. No ha parado de crecer y el sueño es alcanzar la cima en Tokio 2020, donde su juego ha sido unánimemente elogiado, tanto por su magnífica defensa, su portería y un ataque bastante fluido.

Tras pasar con nota la fase de grupos, no lo tuvo fácil contra Estados Unidos en los cuartos de final, pero acabó imponiendo la ley del más fuerte gracias a esa defensa y a la labor bajo palos de Dani López Pinedo para ganar por 15-11.

La semifinal (12:30 CET/10:30 GMT) ante Serbia es un choque con mayúsculas, una batalla ante un auténtico equipazo, con jugadores de primera línea mundial, en la que buscará España su primera final olímpica desde que se colgó el oro en Atenas 1996 ante Croacia.

David Martín y sus jugadores son conocedores de lo que tienen que hacer y de que deben mantener, ante inferioridad física, su filosofía clara de juego en equipo. "Sabemos cuáles son nuestros puntos fuertes y dónde les podemos hacer daño. Es una gran selección, pero si hacemos un buen partido, podemos conseguirlo", manifestó Fran Fernández a un día de la semifinal.

"En los últimos años estamos disfrutando como enanos. Hay una atmósfera muy buena. En 2017, cuando entra David hace una renovación y ahí es cuando empezamos a competir con las grandes y perdimos ese complejo de inferioridad. Han entrado muchos jóvenes con valentía, ambición y eso nos ha hecho crecer", apuntó.

Felipe Perrone, el capitán de la selección española, advirtió que "Serbia es el equipo con los jugadores más altos y más fuertes", por lo que tienen que "ser capaces de hacer un juego dinámico", porque si hacen "un partido estático será una buena noticia para Serbia".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.