El sentimiento de "vacío" causante de la retirada de Dumoulin

·1  min de lectura

Redacción deportes, 16 ago (EFE).- "Vacío y con las piernas pesadas", el neerlandés Tom Dumoulin (Jumbo Viasma), dejará de ser para siempre "La Mariposa de Maastricht". El ganador del Giro de Italia y campeón del Mundo de crono en 2017, ha decidido colgar la bicicleta a los 31 años. Sin ilusión, desfondado física y mentalmente, se despide del ciclismo uno de los mejores corredores de la última década.

Cuando se bajó de la bicicleta en la Clásica de San Sebastián el pasado 30 de julio, nadie pensaba que Dumoulin se estaba despidiendo como ciclista profesional. Sus objetivos apuntaban a las antípodas, a Australia, donde ese disputará el Mundial en septiembre.

Pero la sorpresa llegó el pasado lunes con un anuncio en twitter, contundente y definitivo.

"No puedo soportarlo más. El tanque está vacío, las piernas están pesadas, no puedo más. Los entrenamientos no están funcionando como esperaba. Desde mi fuerte caída en el entrenamiento en septiembre pasado, algo se volvió a romper. Tuve que interrumpir mis esfuerzos por recuperar mi forma anterior y enfrentarme a otra decepción. Fue una decepción más ", explicó..

Dumoulin suspendió su carrera profesional por primera vez a principios de 2021, se encontraba agotado. Luego ganó una medalla de plata olímpica en la contrarreloj de Tokio y en el Giro se llevó una gran decepción con retirada en la decimocuarta etapa.

Ya sin ganas de poner a prueba su físico y su cabeza, Dumoulin decidió despedirse del ciclismo, en el que se inició en 2011 en las filas del Rabobank Continental.

(c) Agencia EFE