La semana decisiva concentra la emoción en 94 segundos

·4  min de lectura

Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), 5 sep (EFE).- La Vuelta a España descansa en la provincia de Cádiz ante la tercera y decisiva semana con las emociones concentradas en un par de minutos y todo por resolver. Es cierto que el belga Remco Evenepoel dejó síntomas de debilidad en las montaña andaluza, pero mantiene 1.34 sobre Primoz Roglic y 2,01 respecto a Enric Mas. Diferencias nada concluyentes. Nadie se rinde.

La Vuelta entra en su fase decisiva en la línea habitual de mantener la emoción hasta el último kilómetro. Todo parecía hilvanado para un cómodo paseo triunfal de Evenepoel hasta Madrid, pero La Pandera y Sierra Nevada mostraron las debilidades del belga. En dos días perdió un minuto con Roglic y Mas, y ambos se han venido arriba. Ven luz en sus aspiraciones más ambiciosas.

La jornada de descanso fue recibida como agua de mayo por el pelotón. La temporada pesa y las fuerzas van cayendo, pero falta el último esfuerzo, y esperan 5 días de competición que alberga jornadas interesantes, como la del Piornal en Extremadura y la Sierra madrileña del sábado. Hay Vuelta, y sus protagonistas lo corroboran, cada uno a su manera.

EVENEPOEL TRANQUILO, ROGLIC MOTIVADO, MAS SIGUE SOÑANDO

"Estoy tranquilo, la ventaja es buena y no quedan ya puertos tan duros como los que hemos pasado", afirma Evenepoel, corredor de 22 años e inexperto en grandes Vueltas. Está afrontando la segunda de su carrera. Por su parte, Roglic está "deseando" que empiece la fiesta de la tercera semana.

El triple ganador de la Vuelta va de menos a más en su forma, al contrario de lo que aparenta Evenepoel. Su experiencia puede ser determinante, y no se trata de un corredor que precisamente venda barata la derrota. En La Pandera y Sierra Nevada él y su equipo ya asestaron sendos golpes, en lo que resta anuncian batalla sin cuartel.

Rempo y Roglic separados por 94 segundos. Ambos van a protagonizar el duelo estelar. En tercera posición asoma un renovado Enric Mas, recuperado de su crisis en el Tour, motivado y con ganas de soñar hasta Madrid "con una plaza de podio o incluso ganando puestos en la general". Los argumentos de Mas tienen lógica matemática.

"Evenepoel está muy bien, ha sido el más fuerte aunque haya mostrado debilidades en las dos últimas etapas. La ventaja que tiene le da tranquilidad, pero si le hemos quitado 1 minuto en dos etapas, ¿por qué no le vamos a poder quitar más tiempo en toda la semana?.

AYUSO Y RODRÍGUEZ EN EL SEGUNDO BLOQUE

El entramado de intereses, no solo por la Roja, sino por algún puesto del podio o ya por el top 10, obliga a contemplar opciones y posibles operaciones en carrera. Enric Mas se refirió en su comparecencia ante los medios a las posibles alianzas.

"El factor determinante puede llegar en cualquier momento y en cualquier etapa, pero cada uno tendrá que jugar sus bazas. Tal vez tengamos que aliarnos algunos corredores en carrera", dijo Mas.

El podio parece claro entre Remco, Roglic y Mas, pero a partir del cuarto puesto habrá intensa pelea por las posiciones secundarias. La igualdad en esta zona es máxima: Juan Ayuso es cuarto a 4.49, Carlos Rodríguez quinto a 5.16 y Miguel Ángel López, que va en progresión sexto a 5.24.

En el siguiente escalón habrá disputa entre el portugués Almeida, séptimo a 7 minutos, el neerlandés ganador en Sierra Nevada Areensman, a 7.05 y el australiano O'Connor a 8.57. Peleas secundarias dentro de un top 10 que cierra el ganador del Giro, Hindley.

PIORNAL Y SIERRA DE MADRID ÚLTIMOS JUECES

El interés del recorrido se centra esta semana decisiva en dos citas, las del jueves con la jornada extremeña entre Trujillo y el Alto del Piornal y las del sábado por los puertos de Madrid, jornada rodeada de leyenda, de hechos recientes que asoman por sí solos.

La etapa del Piornal tiene concentrada su dureza en la segunda mitad e integra dos ascensiones a la subida final con 13,5 al 5 por ciento de media y rampas del 12). La del sábado entre Moralzarzal y Navacerrada incluye cinco puertos: Cotos (1ª; 10,3 al 6,9), Navacerrada (10,3 al 6,8 y máxima al 13%), Navafría (2ª; 10,3 al 5,4), Canencia (2ª; 7,5 al 4,9) y La Morcuera (1ª; 9,4 al 6,9 y máxima al 12%).

No obstante, las 5 últimas etapas de competición incluyen trampas destacables, por ejemplo la del miércoles, jornada "unipuerto" entre Aracena y Tentudía, final en alto tras 10,3 de ascenso al 5 con rampas del 12), y la del viernes con salida y llegada en Talavera de la Reina, con dos vueltas a un circuito que incluye el ascenso al Puerto de Piélago (2ª; 9,3 al 5,6).

La etapa de este martes ofrece un esprint entre Sanlúcar de Barrameda y Tomares, con un recorrido de 189,4 km. Los velocistas no tendrán ya otra oportunidad hasta el domingo en Madrid.

Carlos de Torres

(c) Agencia EFE