Más huracanes llegarán a Nueva York debido al cambio climático, según un estudio

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Un nuevo estudio proyecta que debido al cambio climático llegarán más huracanes a las latitudes medias, zonas en las que se encuentran importantes centros de población como Nueva York, Boston y Shanghái.

El estudio, publicado la semana pasada en la revista británica Nature Geoscience, dice que los ciclones tropicales ‒también conocidos como tifones o huracanes‒ ampliarán su zona de influencia a regiones en las que actualmente no son comunes. Debido al calentamiento global, las condiciones para crear huracanes cada vez se darán más al norte y más al sur en el hemisferio norte y el hemisferio sur, respectivamente.

La mayoría de las ciudades más importantes del mundo están ubicadas en latitudes medias, lo que significa que una mayor proliferación de huracanes podrá causar más daños.

En un comunicado de prensa de la Universidad de Yale, el autor principal del artículo, físico del Departamento de Ciencias Planetarias y de la Tierra, ha señalado que en el siglo XXI aparecerán huracanes en un rango de latitudes más amplio que en los últimos 3 millones de años. Según él, “esto representa un importante riesgo, producto del cambio climático, que ha sido subestimado”.

Según un estudio, el cambio climático hará que lleguen más huracanes a Nueva York y otras ciudades de latitudes medias
Un huracán acercándose a Estados Unidos (ilustración obtenida de Getty Images).

La razón de este cambio en las latitudes de los huracanes tiene que ver con el patrón de vientos globales conocido como célula de Hadley, una circulación en la que el aire fluye hacia los polos a una altura aproximada de 10 a 15 metros y vuelve hacia el ecuador descendiendo al nivel del suelo. Un efecto del cambio climático es la disminución de la diferencia entre las temperaturas de la superficie cercana o alejada del ecuador. El calentamiento se produce con mayor rapidez en latitudes altas debido a ciclos de retroalimentación como el derretimiento del hielo marino, la reducción de la capa de nieve y el deshielo de la capa permafrost, lo cual causa todavía más calentamiento. Sin embargo, a latitudes más altas, el aire se calienta más rápido que en los trópicos. Estos cambios significan que la corriente en chorro, que normalmente evita que los huracanes se desplacen más hacia el norte en el hemisferio norte, se está moviendo hacia el norte, lo cual permite que los huracanes alcancen latitudes más altas.

“El calentamiento global hace que la circulación [de Hadley] se expanda y con ella las corrientes de chorro se mueven hacia los polos”, le explicó a Yahoo News el coautor del estudio, Kerry Emanuel, profesor de Ciencias Atmosféricas en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés).

Las zonas situadas en las regiones con un riesgo creciente ya han comenzado a ver cómo algunos huracanes tocan tierra. En 2020, la tormenta subtropical Alpha tocó tierra en Portugal, siendo la primera vez que un ciclón subtropical o tropical alcanza a la nación de Europa Occidental.

Studholme y otros colegas de Yale, el MIT, el Instituto Shirshov de Oceanografía de Rusia y la Universidad Reading de Inglaterra analizaron modelos matemáticos simulados de climas más cálidos en el pasado en la Tierra y los resultados mostraron que es probable que se formaran ciclones tropicales en las zonas subtropicales. Eso no ha sido así en los últimos 3 millones de años, pero probablemente vuelva a ocurrir en un futuro cercano si las temperaturas siguen en aumento. Además del daño producido por los huracanes en forma de fuertes vientos y lluvias torrenciales, el riesgo de inundaciones por marejadas ciclónicas será cada vez mayor a medida que aumente el nivel del mar debido al cambio climático.

Según un estudio, el cambio climático hará que lleguen más huracanes a Nueva York y otras ciudades de latitudes medias
Un barco es arrastrado a tierra firme por el tifón Trami en Yonabaru, ciudad de la isla de Okinawa, Japón, en septiembre de 2018 (Kyodo News a través de Reuters).

“Algunas de las ciudades costeras más pobladas del mundo ‒pensemos en Nueva York, Tokio, Shanghái, etc.‒ no se encuentran en los trópicos”, señala Emanuel. “Están un poco más lejos. Siempre ha habido huracanes, pero en muy rara ocasión. Si empiezan a haber más huracanes en esas zonas, si son más fuertes y si empujan agua sobre un nivel del mar ya elevado, eso será un problema para esas ciudades”.

Las temperaturas globales promedio han aumentado 1,2 grados Celsius en los últimos 150 años, el aumento más rápido del que se tiene registro en la historia. De acuerdo con el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, el aumento de la temperatura de la Tierra en los próximos 80 años podría variar varios grados, dependiendo de la cantidad de gases de efecto invernadero emitidos que causan el calentamiento.

“Lo que controla esto es el gradiente de temperatura entre los trópicos y los polos, y eso está relacionado con el cambio climático general”, le explicó Studholme a BBC News. “A finales de este siglo, la diferencia en ese gradiente entre un escenario de altas emisiones y otro de bajas emisiones es impresionante. Eso puede ser muy significativo en términos de cómo evolucionan esos huracanes”.

Ben Adler

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.