Secretario de Exteriores británico dice que habló con Qatar para que sea anfitrión "acogedor" en el Mundial

FOTO DE ARCHIVO: El secretario de Relaciones Exteriores británico, James Cleverly, camina afuera del número 10 de Downing Street, en Londres

LONDRES, 22 nov (Reuters) - El secretario de Relaciones Exteriores británico, James Cleverly, dijo el martes que planteó a Qatar la cuestión de ser un anfitrión acogedor del Mundial durante una visita para el inicio del torneo, en medio de informes de que los aficionados que llevaban ropa con el color del arcoíris habían tenido problemas.

Hinchas y periodistas han denunciado que el personal de seguridad de los estadios les pidieron que se quiten los gorros y las camisetas arcoíris, una muestra de apoyo a la comunidad LGBTQ, aumentando la preocupación por la decisión de celebrar el Mundial en un país donde la homosexualidad sigue siendo ilegal.

Cleverly dijo que las normas sobre la vestimenta de los aficionados al entrar en el estadio correspondían en última instancia a las autoridades futbolísticas, pero que él habló con los funcionarios qataríes durante un viaje para la ceremonia de inauguración y el primer partido de Inglaterra.

"Acabo de regresar de Qatar. Hemos planteado la cuestión de ser un país anfitrión acogedor y los qataríes están muy dispuestos a hacerlo", declaró Cleverly a Reuters.

"Mi deber es asegurarme de que los aficionados ingleses y galeses que están en Qatar para disfrutar del fútbol puedan hacerlo: disfrutar, ser ellos mismos, y estar seguros y protegidos mientras lo hacen", agregó.

La FIFA se ha enfrentado a rápidas y mordaces críticas por parte de los grupos que representan a la comunidad LGBT+ (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales) tras amenazar con tomar medidas disciplinarias contra los equipos que pongan de manifiesto cuestiones relacionadas con la igualdad y los derechos humanos en Qatar.

Los capitanes de Inglaterra, Gales, Bélgica, Países Bajos, Suiza, Alemania y Dinamarca no llevarán brazaletes con el lema "OneLove" en el Mundial presionados por la FIFA, según informaron sus asociaciones en un comunicado conjunto el lunes.

Tras el anuncio, la cadena de supermercados Rewe dijo el martes que suspendió su publicidad con la Federación Alemana de Fútbol.

(Reporte de Alistair Smout; editado en español por Carlos Serrano)