Sebastián Córdova, el futbolista que quedó peor parado en el documental de Netflix

·Periodista
·5  min de lectura
Sebastián Córdova ha sido catalogado como alguien talentoso pero
Sebastián Córdova ha sido catalogado como alguien talentoso pero "pecho frío". (Foto: Alfredo Lopez/Jam Media/Getty Images)

Sebastián Córdova se catapultaba como uno de los talentos mexicanos con mayor proyección. Su calidad lo respaldaba, pero su actitud no. Netflix lanzó un documental de las Águilas, titulado América vs América, y en este salió a la luz como hasta el propio Miguel Herrera, su actual técnico en Tigres, lo consideró en su momento un jugador sin ganas de trascender.

“Y si traes una hueva, dime, ‘no estoy para jugar’. Te lo dije el otro día”, sentenció Herrera mientras regañaba al resto del equipo por su rendimiento en el Clásico Nacional contra Chivas en los cuartos de final del Guardianes 2020. Dicho enfrentamiento lo perdieron los de Coapa y Córdova poco pudo hacer para revertir la situación.

El comentarista de TV, Paco Villa, lo bautizó como un “pecho frío”. Ahora con estas escenas en el documental de Las Águilas, el cronista volvió al ataque y apuntó que aquello que el Piojo nombró como hueva, él lo había dicho como en realidad era. Sebastián Córdova, quien actualmente milita en Tigres, publicó a manera de indirecta en redes su inconformidad con este nuevo señalamiento por parte del cronista deportivo y reavivó la enemistad.

Con esto se puede deducir una cosa: el mote de "pecho frío" no se borrará fácilmente. Bastará un recuerdo o que el jugador tenga un mal día para que la gente se lo recrimine una y otra vez.

También, Villa ha aprovechado cada oportunidad posible para referirse así al volante felino. En su etapa con América o incluso en Selección Nacional, pero al mismo tiempo ha dicho que solo el jugador es capaz de borrar ese fantasma. Según el comentarista, solo la constancia y el buen juego le quitarían la etiqueta.

De que puede cambiar, puede cambiar. Al mejor jugador, la tipo con mejor técnica, con mayor futuro, es al que más se le tiene que exigir. En México somos blandengues con los jugadores”, aseguró Villa en el programa de El Escorpión Dorado.

Y es que su andar se complicó cuando le dieron la responsabilidad de ser el referente de América y no lo cumplió. En 99 partidos registró 16 goles y 8 asistencias, además, apenas ganó una Copa MX y un Campeón de Campeones, ningún trofeo de liga; al no brillar e irse al “nuevo enemigo” azulcrema las críticas con respecto a su carácter no tardaron en aparecer.

La afición de América es una de las más exigentes, si un jugador no destaca se vuelve gris. Y eso le ocurrió a Córdova. Una vez fuera del conjunto capitalino los ecos del “pecho frío” regresaron, pero ahora no bajo la palabra de Paco Villa sino en la voz de una hinchada inconforme.

No terminó de la mejor manera su relación con el América. (Foto: Mauricio Salas/Jam Media/Getty Images)
No terminó de la mejor manera su relación con el América. (Foto: Mauricio Salas/Jam Media/Getty Images)

La realidad del número 17 de Tigres está alejada de lo que un día se presupuestó para él. Todos imaginamos que después de su participación en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 las puertas de Europa se le abrirían.

No fue así. Se quedó en América para intentar ser el ídolo que un día fue Cuauhtémoc Blanco, pero tampoco lo logró. Con el 10 en la espalda no supo responder a las exigencias que el americanismo demanda y terminó por fichar con Tigres, club en el que ha encontrado cierta regularidad, pero con el que difícilmente se quitará la etiqueta que Paco Villa inauguró y que la gente ha ido apropiándose.

Fue clave en la medalla de bronce que México consiguió en Tokyo 2020. (Foto: Masashi Hara  - FIFA/FIFA via Getty Images)
Fue clave en la medalla de bronce que México consiguió en Tokyo 2020. (Foto: Masashi Hara - FIFA/FIFA via Getty Images)

Para limpiarse esa “mancha” el camino es uno: tener éxito a través de títulos y ser importante en ello. De nada le servirá a Sebastián colgarse una medalla que “no se ganó”. Su talento lo condenó a ser figura, y si no responde como tal cuando llegue a ganar un trofeo —si es que lo hace— la etiqueta seguirá siendo la misma.

Es por eso que con los felinos la odisea es más complicada, allí el lugar de estrella no está diseñado para él; no obstante, eso hacen los verdaderos referentes, brillar cuando nadie cree que pueden hacerlo.

Miguel Herrera le dio otra oportunidad en Tigres, club en el que ha encontrado minutos pero no trascendencia. (Foto: Manuel Velasquez/Getty Images)
Miguel Herrera le dio otra oportunidad en Tigres, club en el que ha encontrado minutos pero no trascendencia. (Foto: Manuel Velasquez/Getty Images)

La calidad no es suficiente para volverse ídolo o quitarse la neblina. Al nacido en Aguascalientes le sobra fútbol, pero según la opinión popular carece de actitud; y mientras no corrija ese rubro, el fantasma del hielo lo seguirá asechando.

La percepción de los futbolistas es sumamente particular. Hay jugadores a los que vanaglorian por unos cuantos juegos buenos, después de eso pueden volver a la intrascendencia y no pasará nada, no estaban destinados a la grandeza; pero el caso de Córdova es distinto. Al jugador de 25 años se le exige como lo que un día demostró podía ser: estrella.

Su calidad como mediocampista o atacante, la presión del público, y el foco mediático con el que constantemente carga, convirtieron su nombre un blanco fácil. Con Tigres tiene otra oportunidad para modificar su historia, cuenta con un plantel competitivo y un estratega que lo conoce, solo él y su fútbol decidirán cuándo el pecho ha dejado de helar.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

La dura crítica de Lalo España a AMLO: “dizque presidente”