Sebastián Coates llegó a los 300 partidos con Sporting de Lisboa

Getty Images

Llegó a Sunderland muy joven, Sporting de Lisboa se lo llevó por medio de un préstamo en 2016 y desde ahí Sebastián Coates se convirtió en el bastión de la defensa del equipo de Portugal, llegó a los 300 partidos con el club y sigue haciendo historia con los Leones.

El defensor tuvo una charla con Ovación desde el país luso y expresó: “e fue dando de manera natural, siempre dije, y lo remarco que desde que llegué, que me han tratado muy bien y tuve la continuidad que buscaba desde que salí de Nacional y no tenía en Liverpool y Sunderland y se dio eso y, además, estar bien en la ciudad y en el país sumó”.

“Es difícil ponerme yo como ídolo o decirlo. En todos lugares, es una responsabilidad ser capitán. Estando en el extranjero o en un club donde vos no naciste, hay muchas cosas que cambian y que para mí lo hacen más valioso, pero en todos los lugares que estuve intenté ser siempre de la misma manera. Tengo una responsabilidad en el club, pero sigo siendo el mismo desde que llegué, sea o no sea capitán”, confesó Coates, sobre el cariño de los hinchas.

Acerca de la premisa del uruguayo de cara al futuro, dijo: “Mi idea, y siempre lo he dicho, no es proyectarme más de 2024 (cuando termina su contrato) por el hecho de que nosotros tenemos vida útil. El futbolista a veces piensa que puede seguir jugando y el cuerpo no le da. Por eso me gustaría llegar al 2024 y ver cómo estoy físicamente, si puedo seguir ayudando al club. De ahí a pasar a ser una carga no sería lo mejor para mí, ni para el club, ni para cerrar el ciclo acá”.

“No sé si me respetan más por eso. Me respetan en general porque no busco faltar el respeto a rivales y no soy de entrar mucho en polémica. Si tengo un problema con alguno dentro de la cancha intento que quede ahí y listo. Desde que llegué acá nunca tuve un problema y también lo noto en la calle”, informó el nacido en Montevideo, de su estancia en un país como Portugal.

También dio su opinión sobre la participación de Uruguay en Catar 2022: “En lo personal fue el Mundial en el que más jugué y lo pude disfrutar un poco más, pero claro que esto no es personal, es grupal. Creo que lo negativo es no haber conseguido el primer objetivo que era pasar la fase de grupos, sabiendo que es un Mundial y que es difícil, pero quizás en ciertos momentos hicimos cosas que sabíamos que podíamos hacer y en ciertos momentos nos faltó y por eso no conseguimos el objetivo”.

Finalmente, Coates cerró hablando de su vuelta a Nacional: “La verdad que desde que salí del club siempre tuve y tengo el objetivo de volver. Obviamente depende de muchas cosas, de cómo esté físicamente, si el técnico que esté me quiere, si el club me quiere. No me gustaría ser una carga para el club, ni solo tener que ir por compromiso de que salí de ahí. Si voy es para ayudar y realmente hacer todo para que a Nacional le vaya bien”.

Foto: Getty Images