Scariolo dice que hay “buena base” para seguir cambio generacional y competir

Huelva, 14 nov (EFE).- El seleccionador nacional, Sergio Scariolo, manifestó que cuenta con una “buena base” para seguir avanzando en el “cambio generacional” del equipo, que es “lo que más nos ocupa ahora mismo”, apuntó, algo compatible con la idea es “seguir compitiendo”.

Es una de las reflexiones que realizó el técnico italiano en sala de prensa tras la victoria por 84-72 a Países Bajos en el Palacio Carolina Marín de Huelva, ya con el billete para el Mundial de 2023, y como resumen de las ventanas disputadas.

“Es muy bonito el momento en el que lo consigues pero no es mi forma de ver las cosas darle más vueltas”, comentó sobre el hecho de que España llegará a 2023 clasificada para el Mundial y como campeón mundial y europeo.

En esta línea, avanzó que “el Mundial va a ser una competición tremenda con grandes rivales y que tenemos que ser inteligentes y tomar decisiones que puede que sean complicadas o no”.

Valoró que desde que abrió las convocatorias a otros jugadores, 37 han debutado y 11 de ellos ganaron el Europeo, algo que para él es “la conclusión”.

El seleccionador nacional reflexionó que frente “el panorama de quejas, excusas y permisos” tiene el “orgullo” de haber tomado “la mejor decisión” y a esto sumó que cuando eso se produce “los hechos te compensan”.

Pese a ello, apuntó que tiene la sensación de que se puede empezar a “dialogar entre las partes y coordinar esfuerzos y calendarios y armonizar cosas”, porque hay “pruebas de que las cosas se pueden hacer”.

Insistió en que tienen que “seguir dando la cara” y que “el orgullo e imagen de identidad de equipo se consolide para escribir una página más ambiciosa”. Sin embargo, recordó que deben tener “mucha humildad” y a la vez “satisfacción por el esfuerzo de los jugadores”.

“Soy consciente de nuestras limitaciones y sin ninguna arrogancia o estaríamos abocados al fracaso que han tenido otras selecciones cuando han pasado sus mejores generaciones”, meditó Scariolo.

Con respecto a si seguirá ampliando el abanico de jugadores o se ceñirá al grupo que ya ha acudido a la selección en la próxima ventana, Scariolo comentó que “es pronto para hablar de febrero pero no preveo cambios sustanciales”.

En esta línea expuso que cuenta con “un grupo de jugadores que tienen que sentirse orgullosos de ponerse esta camiseta, han tenido una recompensa muy importante y se han ganado el derecho de estar”. No obstante, agregó que “siempre estamos muy abiertos a la entrada de más jugadores, pero con prioridad a los que salen de nuestras categorías inferiores”.

Una vez más Scariolo eludió los favoritismos y las expectativas y recordó que tienen que ser “capaces de superar las limitaciones físicas, pero eso no pasa todas las veces”.

Frente a esa desventaja de su grupo, esgrimió que se ha revelado que tienen “un plus competitivo” por “carácter, inteligencia táctica” y otros factores que habría que tener en consideración a la hora de hacer los ránkings de selecciones.

“El baloncesto español ha demostrado que podemos afrontar competiciones sin la ansiedad de conseguir una medalla sí o sí”, sentenció, pues sólo se exige hacer que “el esfuerzo sea máximo y que los jugadores estén contentos defender la camiseta”, aunque estén “orgullosos” y “los resultados han ido muy por encima de las expectativas”. “Esa presión no la tenemos”, subrayó.

Por su parte el jugador de la selección Darío Brizuela, máximo anotador español del encuentro con 16 puntos, manifestó que no se siente “líder del grupo ni nada parecido”, aunque consideró que es “importante” en el grupo de la selección haya jugadores de años atrás y que hayan ganado el Eurobasket.

“Me siento muy bien de jugar aquí, es muy fácil, porque jugar con esta gente es lo mejor que hay”, indicó sobre lo que significa para él formar parte de la selección. Agregó que se trata de “un grupo de amigos”y que “no es cuestión de sentirse más o menos sino uno más”.

(c) Agencia EFE