Santiago Solari invade la cancha para encarar al árbitro

·1  min de lectura

Édgar Luna Cruz, enviado

PUEBLA, Pue., enero 7 (EL UNIVERSAL).- América iba ganando a los diez segundos de juego (0-1) ante Puebla en el Estadio Cuauhtémoc. Pero a los 30 minutos, perdió la cabeza y en un abrir y cerrar de ojos perdió a su técnico Santiago Solari y a su delantero Roger Martínez.

El colombiano estaba nervioso desde el inicio, reclamando faltas y tirándose clavados, lo que contagió a su técnico que se calentó con el silbante.

Vino una jugada en la banda, Roger se barrió tarde y se ganó la amarilla, haciendo explotar a Solari que se fue a reclamarle en la cara a Oscar Macías que sin dudarlo lo echó. Un berrinche que ni a Miguel Herrera le saldría tan bien. El argentino perdió las formas, y se fue gesticulando al vestidor.

Minutos después, Roger quiso alcanzar a su técnico y se ganó la segunda amarilla para irse expulsado.

América tenía el juego controlado, pero una exasperación lo cambió todo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.