Santa Fe consiguió un triunfo de oro ante Junior en Barranquilla

Dimayor

Independiente Santa Fe dio un golpe sobre la mesa este miércoles y terminó de hundir a Junior, luego de vencerlo 3-2 y dejarlo sin opciones de clasificar a la final. El equipo Cardenal se llevó un partidazo, lleno de goles y sueña en grande por pelear por la estrella.

En un frío y vacío estadio Metropolitano, pese al calor de Barranquilla, el cuadro bogotano terminó con los tres puntos gracias a los tantos de Andrey Estupiñán, Johan Torres y Matías Mier. El Tiburón descontó con un doblete de Carlos Bacca.

Ambos equipos sabían que una victoria los mantenía en la pelea por la final. Sin embargo, la necesidad era de Junior que llegaba sin conocer el triunfo en los cuadrangulares y estaba obligado a conseguir los tres puntos para no quedar prácticamente eliminado.

El juego era de ida y vuelta, ambos equipos no se guardaban nada cuando vino la gran polémica de la noche. En el minuto 32, Yesus Cabrera cayó en el área, pero el juez no sancionó infracción. Sin embargo, el VAR intervino. Pese a esto, el árbitro después de revisar la acción se mantuvo en su decisión inicial.

Los goles llegaron en la segunda parte y Santa Fe fue el que pegó primero. En el 53’, Dairon Mosquera ganó en velocidad por izquierda y mandó un centro al centro del área que conectó con derecha Estupinán.

Pero la alegría cardenal duró apenas diez minutos con el doblete de Bacca. El goleador Tiburón logró el tanto del empate (62’) luego de una asistencia por derecha de Jhon Pajoy. Luego, le dio vuelta al marcador (64’) aprovechando un mal rechazo de Carlos Sánchez.

Sin embargo, las emociones no pararon ahí y los bogotanos sellaron un triunfazo tras marcar el gol del empate en el minuto 70 por intermedio de Torres, que con un remate dentro del área dejó sin opciones a Sebastián Viera, y después con la agónica anotación, a dos del final, desde los once pasos de Mier.

Triunfo importantísimo para Santa Fe que, a la espera del resultado de Millonarios y Pereira, se trepó a la cima del Grupo A con 8 puntos, uno más que su rival de patio y cinco por encima del cuadro Matecaña, su próximo rival. Mientras que Junior se despidió de la peor manera de los cuadrangulares.

Foto: Dimayor