Otra sanción que le ratifican al ex entrenador de los campeones

·1  min de lectura

Alberto Salazar fue, durante muchos años, uno de los entrenadores más reconocidos de mundo, jefe del Nike Oregon Project, el hombre detrás de famosos atletas como Mo Farah o Galen Rupp. Hasta que comenzaron las investigaciones y las denuncias que lo llevaron a ser suspendido de por vida por el Centro de SafeSport de EE. UU. Por conducta sexual inapropiada en julio. Tras la apelación del hombre de 63 años de origen cubano se actualizó su estatus a "Inelegibilidad permanente", lo que indica que le rechazaron sus reclamos.

El US Center for SafeSport no revela detalles de sus investigaciones ni de la supuesta mala conducta, pero se conocieron los relatos de varios deportistas a su cargo que lo han acusado de abusar emocional y físicamente de ellos.

En 2019, un grupo de atletas, incluidas Mary Cain (quien le inició juicio a él y a Nike), Kara Goucher y Amy Yoder Begley revelaron que sufrieron abusos emocionales y físicos cuando trabajaban con Salazar como parte del equipo Nike Oregon Project, que fue disuelto después de las denuncias.

Además, a comienzos de este año, el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) ratificó una suspensión de cuatro años por "orquestar y facilitar conductas de dopaje prohibidas" que ocurrieron también mientras llevaba adelante este proyecto de entrenamiento, que planeaba revolucionar el running del mundo. La suspensión la aplicó la Agencia Antidopaje de los Estados Unidos (USADA).

Antes convertirse en entrenador, Salazar ganó tres veces la Maratón de Nueva York del 1980 al 1982, así como el Maratón de Boston de 1982.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.