San Lorenzo vs. Defensa y Justicia, por la Liga Profesional: Nahuel Barrios mereció ganar, pero el único que festejó fue River

·5  min de lectura
El Perrito Barrios encara; fue el mejor jugador del partido entre San Lorenzo y Defensa y Justicia
El Perrito Barrios encara; fue el mejor jugador del partido entre San Lorenzo y Defensa y Justicia - Créditos: @Fotobaires

San Lorenzo, Defensa y Justicia y River. El de este lunes era un partido de tres. En el Nuevo Gasómetro se cruzaban el Ciclón y el Halcón, segundo y tercero respectivamente de la Liga Profesional de Fútbol, y el objetivo era ganar para no perderle pisada al equipo de Martín Demichelis, que parece inalcanzable en el ámbito doméstico. En ese sentido, el empate 0-0 fue frustrante para ambos y el único vencedor fue el Millonario , que extendió a 8 puntos la diferencia con el segundo y 9 unidades con el Halcón. La figura del partido fue Nahuel Barrios, que nunca paró de correr y de gambetear, pero como el arco le quedó siempre demasiado lejos, no pudo desequilibrar como hubiera pretendido.

No se trataba sólo de los dos principales perseguidores de River, sino también los siguientes equipos más sólidos del certamen. Antes de comenzar el encuentro, a San Lorenzo sólo le habían marcado 5 goles y a Defensa, 8. Entre medio de Augusto Batalla y Ezequiel Unsain estaba Franco Armani, con atajadas importantes y apenas 6 goles sufridos. Los delanteros sabían que no la iban a tener sencilla en el Nuevo Gasómetro.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

Lo mejor del partido

En Defensa, el entrenador Julio Vaccari sorprendió con la inclusión de Juan Miritello (1m83) como centrodelantero, mientras que Uvita Fernández (1m65), uno de los artilleros del certamen con 7 festejos, estuvo en el banco de suplentes. Y de entrada Gattoni le recriminó al delantero una zambullida en busca de un penal que no existió tras un pique y centro de Santiago Solari.

Defensa y Justicia fundamenta su buena campaña en una idea reconocida de juego: un sistema 4-2-3-1 con laterales con proyección (Agustín SantAnna por la derecha y Alexis Soto por la izquierda), dos volantes centrales (Kevin Gutiérrez y Julián López); tres ofensivos: Santiago Solari por la derecha, David Babona por el centro y Gastón Togni por la izquierda; y un 9 de referencia: por lo general Uvita Fernández, que aporta movilidad y desmarque y esa posición suele ser luego ocupada por otro “finalizador”. Pero todos los mencionados, incluso Kevin Gutiérrez y los centrales Colombo y Cardona, tienen capacidad ofensiva y poder de desequilibrio: todos pueden llegar al gol.

Santiago Solari intenta frenar el avance de Malcom Braida; San Lorenzo y Defensa y Justicia empataron sin goles
Santiago Solari intenta frenar el avance de Malcom Braida; San Lorenzo y Defensa y Justicia empataron sin goles - Créditos: @Fotobaires

San Lorenzo no suele tener misterios con Rubén Insua. Nuevamente salió a jugar 3-4-3 , pero los carrileros Giay y Braida estuvieron contenidos y cuando se soltaron debieron recorrer muchos metros con la pelota. El problema que tuvo el Ciclón fue que no tuvo sociedades y que terminó atacando en inferioridad numérica. El Perrito Barrios estuvo muy solo como ‘conector’. Y casi no se vieron búsquedas entre Vombergar y Bareiro, algo que antes se observaba de manera fluida entre los dos tanques.

Durante el primer tiempo, lo que se mencionó: las sólidas defensas se impusieron a ataques con mucha voluntad pero sin tanta rebeldía ni claridad. Apenas hubo dos llegadas de riesgo. Una para cada equipo: un centro-gol de Togni muy bueno que Miritello cabeceó en el punto penal cruzado y apenas desviado y un tiro libre lateral de Barrios que peinó Braida: salvó en la línea de su arco Cardona. Hasta la posesión del balón se la repartieron casi de manera idéntica (51%-49%) .

Adam Bareiro persigue a Nazareno Colombo, una de las figuras de la cancha en la igualdad entre San Lorenzo y Defensa y Justicia
Adam Bareiro persigue a Nazareno Colombo, una de las figuras de la cancha en la igualdad entre San Lorenzo y Defensa y Justicia - Créditos: @Télam

Insua no se quedó conforme y lo demostró en el entretiempo, en donde resolvió dos modificaciones en el costado derecho: Gonzalo Luján por Giay e Iván Leguizamón (zurdo) por Vombergar. Al rato, también sumó a Agustín Martegani en lugar de la Roca Sánchez. Si bien realizó variantes puesto por puesto, buscó tener mayor peso ofensivo y velocidad en los últimos metros.

San Lorenzo salió con otra energía, más metido en atacar mejor. Y uno de los que marcó el camino fue Gastón Hernández. El segundo central, además de mostrarse muy firme, se animó a romper líneas y pasar al mediocampo más de una vez. Esto lo hizo muy bien ya sea en jugadas de salida desde el fondo o luego de lograr anticipos defensivos sobre Miritello y Solari.

Ovación para Barrios

Quien se salió del libreto fue Barrios, en una jugada en la que gambeteó a cuatro jugadores y metió dos caños , uno a Solari y el otro a López, Luego fue ovacionado por todo el estadio tras una falta por la que SantAnna recibió la amonestación. Pero el partido se abrió con los cambios y los dos llegaron: el local con un zurdazo de Martegani que Unsain mandó al córner y el visitante con una buena jugada de Solari como falso 9 que resolvió de emboquillada y el balón se fue apenas desviado.

Insua mandó a los jugadores al ataque y el abanderado fue Barrios, que a los 44 minutos armó otra jugada de desborde a pura gambetas por la izquierda, pero lo cruzaron justo al córner, cuando buscaba con un centro pinchado para Bareiro. La gente se levantó para aplaudir.

Tanto empuje en la segunda etapa no alcanzó. San Lorenzo buscó pero la igualdad sin goles lo aleja de la punta. Lo del Ciclón y Defensa es meritorio, pero están luchando contra un River que no tropieza en el certamen local. En ese sentido, cada empate resulta una derrota para los que vienen atrás.