San Lorenzo no para de caer: perdió como local con Patronato por la Copa de la Liga y se fue otra vez bajo una lluvia de insultos y silbidos

·4  min de lectura
Un gol de Axel Rodríguez marca la diferencia entre Patronato y San Lorenzo
captura de tv

San Lorenzo, hundido en una crisis institucional, recibe a Patronato de Paraná, en el marco de la 12ma. fecha de la Copa de la Liga Profesional de Fútbol (LPF), con el objetivo de repetir la victoria conseguida en su partido del martes con Unión en Santa Fe. El encuentro se juega desde las 14 en el estadio Nuevo Gasómetro del Bajo Flores, con el arbitraje de Jorge Baliño y transmisión por Fox Sports Premium.

Matías Mansilla le ahogó el grito a Adam Bareiro a los 6 minutos, tras un centro de Ezequiel Cerutti que su compañero en ataque logró conectar anticipándose a su marcador. Fue la primera aproximación valiosa del juego, con mayor tenencia de San Lorenzo.

Pero el que no perdonó, no obstante, fue Patronato, que a los 29 se puso 1-0 con una jugada muy bien resuelta por Axel Rodríguez para cerrar un contraataque perfecto. Lo que era un prometedor avance del Ciclón mutó de golpe luego del despeje de cabeza de Oliver Benítez. Jonathan Herrera, de corto pasado por el Ciclón, recibió el pase largo de Nicolás Castro, le ganó la carrera por izquierda a Federico Gattoni y habilitó al otro delantero del Patrón, que dentro del área se desmarcó de Cristian Zapata y definió.

El gol de Patronato (1-0)

Cuando el local lograba acercarse, el tanto visitante fue un golpe al mentón. En medio del murmullo, el Ciclón sigue intentando ante un equipo que se repliega, está en alerta a los errores y aguarda la oportunidad. En las tribunas se escucha: “Movete, San Lorenzo, movete...”.

A cinco del final de la primera etapa, Gattoni quedó solo por izquierda para conseguir el empate, con tiempo para elegir adonde definir. Sin embargo, apurado, le dio un pase a las manos al arquero. Mal perfilado tras la habilitación de Agustín Martegani, el joven defensor que le dio la victoria a su equipo ante Unión en Santa Fe no pudo esta vez resolver con frialdad.

Un par de voladas de Mansilla para enviar la pelota al córner ante lanzamientos complicados y un tiro libre de Castro que se fue cerca de un palo de Torrico decoraron el primer tiempo, que se cerró con algunos silbidos y reproches bajando desde las tribunas.

Ezequiel Cerutti lleva la pelota para San Lorenzo, que no puede con Patronato
Telam


Ezequiel Cerutti lleva la pelota para San Lorenzo, que no puede con Patronato (Telam/)

Para el segundo tiempo, el DT interino Fernando Berón apostó sin resultado por Ricardo Centurión para darle frescura al ataque de San Lorenzo, que dejó en el vestuario a Ezequiel Herrera, un defensor. Y en el comienzo, Bareiro remató desviado tras un pase preciso de Jalil Elías, que retrocedió unos metros sobre el lateral. Pero sufre el Ciclón. Torrico salvó dos veces en una misma jugada antes de los 10, mientras sus compañeros perdían la pelota cerca del arco.

Las cosas empeoran para el local con la intervención del VAR. Primero, tras una acción en la que Bareiro se perdió el empate, el árbitro pudo observar en el monitor junto al campo un planchazo de Nicolás Fernández Mercau por el que le mostró la tarjeta roja. Y a continuación, Patronato festejó con suspenso el 2-0 a los 22. El asistente había marcado posición adelantada, pero desde el sistema advirtieron al juez que el tanto de Gabriel Gudiño era válido porque estaban habilitados tanto él como Raúl Lozano, que lo asistió.

El 2-0 de Patronato

Un blooper acercó al Ciclón en el marcador. Mansilla salió mal en un centro, falló y la pelota, que pegó en la cabeza de Ojeda, se terminó metiendo en el arco de Patronato. Fue el 2-1.

El descuento de San Lorenzo (2-1)

Una palomita de Cerutti se fue apenas desviado cuando el local empujaba con más voluntad que ideas. Malcom Braida, recién ingresado, había lanzado el centro buscando a alguno de sus delanteros, incluido Nicolás Blandi, que también esperaba en el área. Quedó en lamento.

En el tiempo agregado de 8 minutos, Torrico sostuvo la ilusión de San Lorenzo con otras dos tapadas importantes. Primero, a Diego García Cardozo y luego, a Lucas Barrios. Y éste, además, le erró al arco en otra acción mano a mano con las que podría haber liquidado el partido el equipo entrerriano antes del pitazo final que devolvió la sonrisa a los dirigidos por Facundo Sava y relanzó la catarata de silbidos e insultos de los hinchas del Ciclón.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.