San Lorenzo-Independiente: la patada no sancionada que lesionó a Pozzo y la roja a instancias del VAR

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
El llanto de Tomás Pozzo, lesionado durante el partido que San Lorenzo e Independiente igualaron 1-1 en el Nuevo Gasómetro por la primera fecha del torneo 2022 de la Liga Profesional
Captura

Andrés Merlos, árbitro del partido entre San Lorenzo e Independiente en el Nuevo Gasómetro, fue el protagonista principal del encuentro en los últimos minutos. Por un lado, y a instancias del VAR, decidió quitarle una amarilla a Jeremías James y, en cambio, mostrarle la tarjeta roja a Ciro Rosané por una fuerte entrada a Álex Vigo, lateral derecho de los de Avellaneda. Apenas dos minutos más tarde, el árbitro internacional debió haber expulsado a Federico Gattoni, defensor del Ciclón, por una patada a Tomás Pozzo. Sin embargo, no hubo ni siquiera una revisión por parte de los encargados de la tecnología.

El zaguero azulgrana recibió la tarjeta amarilla y siguió en la cancha. El mediocampista de Independiente, en cambio, debió abandonar el campo de juego con visibles gestos de dolor. Ya en el banco de suplentes, rompió en llanto. Y vio los últimos instantes del empate 1-1 de su equipo con una lágrima surcándole el rostro. Luego, Pozzo debió ser ayudado por sus compañeros para volver al vestuario. Allí le pusieron una bota inmovilizadora para evitar que la dolencia se agravara. Y lo trasladaron a una clínica para hacerle una radiografía: lo más importante era descartar un daño mayor. El parte médico habló de un traumatismo en la cara externa del tobillo sin lesión ósea.

La patada de Gattoni a Pozzo

Apenas 13 minutos pudo jugar Pozzo en el Nuevo Gasómetro. Considerado uno de los mejores productos de las inferiores, había ingresado a la media hora del segundo tiempo en reemplazo del ecuatoriano Juan Cazares. Mostró destellos de su calidad y, con su equipo volcado en ataque en busca del gol del triunfo, recibió la patada de Gattoni que lo sacó del partido.

Fernando Espinoza, responsable del VAR, y Ezequiel Brailovsky (asistente de VAR) habían acertado al llamar a Merlos tras la doble patada de Rosané y James a Vigo. Mientras el ex lateral de River y Colón de Santa Fe se retorcía de dolor, el árbitro decidió revisar por el monitor la jugada. La imagen congelada del punto de contacto mostró la plancha de Rosané en contra de su rival. Merlos, que le había sacado la tarjeta amarilla a James por la acción, se la quitó luego de la revisión. En su lugar, Rosané recibió la roja. “¿Por qué a mí?”, pareció preguntarse el mediocampista del Ciclón. Fue un acierto de los asistentes tecnológicos.

La roja para Rosané a instancias del VAR

Pero así como estuvieron correctos en esa jugada, Espinoza y Brailovsky debieron haber llamado a Merlos apenas dos minutos después. Gattoni fue imprudente en el choque con Pozzo y el juvenil de Independiente se llevó la peor parte. Los médicos que atendieron al futbolista de los Rojos en el campo de juego hicieron la seña de cambio al constatar el problema físico del futbolista. Pero Merlos no cambió la sanción disciplinaria y no fue llamado a revisar la jugada.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.