Salvaje ataque en Bosnia: el árbitro logró escapar de una brutal agresión

·1  min de lectura

Un verdadero escándalo ocurrió este martes en la Premier League de Bosnia y Herzegovina. El partido entre Velez Mostar y Borac Banja Luka fue suspendido a diez minutos del final por la invasión de campo de los hinchas locales. La polémica salió del estadio y escaló a grandes niveles de violencia.

La visita, Borac Banja Luka, abrió el marcador a los 37 minutos de la primera mitad con el gol de Stojan Vranjes y el propio mediocampista amplió la ventaja a los 37 del complemento. El 2-0 parcial desató la ira de los hinchas locales, furiosos por el arbitraje de Sabrija Topalovic.

El referi no tuvo más remedio que suspender el duelo a falta de diez minutos para que éste finalizara porque los fanáticos ingresaron al campo de juego. A partir de allí, la terna arbitral partió de regreso rumbo a Sarajevo en un Mercedes Benz y se desató una película de terror.

Cuatro hinchas interceptó a los árbitros en un túnel y comenzaron a golpear al vehículo y luego lo prendieron fuego metiendo una antorcha improvisada por la ventana. El auto quedó completamente destruído, pero afortunadamente los oficiales lograron salir con vida.

La información ofrecida por medios locales, levantada por The Sun, detalló que uno de los árbitros fue herido y llevado a un hospital en Jalanica. La policía, por su parte, precisó que aún están buscando a los sospechosos de la salvaje agresión.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.