La salida de Daniel Scioli que se mostró como “un acuerdo”, pero que esconde la pelea que mantiene con Sergio Massa

·3  min de lectura
Daniel Scioli saliendo de Casa Rosada luego de reunirse con Alberto Fernández
Daniel Scioli saliendo de Casa Rosada luego de reunirse con Alberto Fernández - Créditos: @Gerardo Viercovich

Daniel Scioli volverá a la Embajada argentina en Brasil , adonde estuvo hasta junio pasado cuando fue convocado de urgencia para reemplazar a Matías Kulfas en el Ministerio de Desarrollo Productivo. En el comunicado de Presidencia en el que se informó el movimiento, se consignó que fue por “pedido del Presidente”, pero en la Casa Rosada también admitieron que la decisión era producto de la relación distante entre el funcionario y Sergio Massa, quien absorberá desde su nuevo puesto de súper ministerio la cartera de Producción.

“Todos éramos conscientes de que con el vínculo actual no podían trabajar juntos” , consignaron fuentes inobjetables. Massa ya había manifestado su rechazo cuando Alberto Fernández convocó a Scioli como reemplazo de Kulfas.

Scioli volverá a Brasil una vez que su pliego vuelva a ser enviado al Senado y logre su aprobación allí. El Gobierno aún no había elegido a la espera del desenlace electoral en el país vecino. En Brasil hay elecciones en octubre y esperaban a ver esos resultados para elegir el nombre de quién lo reemplazaría.

El exgobernador bonaerense estuvo durante una hora y media reunido con Fernández. Según pudo reconstruir LA NACION, el mandatario le comunicó la llegada de Massa al “súper ministerio” que absorbería todas las áreas económicas, pero en ningún momento le mencionó que el quedaría por debajo de la órbita del tigrense o cuál sería su nuevo cargo. Quedaron en seguir hablando y por la tarde, en medio de comunicaciones de Scioli con distintos hombres del mandatario, surgió la propuesta de su vuelta a Brasil. “El Presidente está muy conforme con el trabajo que Daniel hizo allá y él evaluó que era un buen momento de terminar lo empezado”, explicaron fuentes del Ejecutivo. “Daniel le comunicó que quería volver”, agregaron.

Daniel Scioli y Fernando Espinoza, intendente de La Matanza
Daniel Scioli y Fernando Espinoza, intendente de La Matanza - Créditos: @Nicolas Monteiro

Scioli y Massa nunca se llevaron bien, pero en los últimos años esa distancia se agrandó . Cuando el sábado 4 de junio Kulfas salió eyectado de su cargo, Massa propuso a José de Mendiguren como sucesor. El nombre no tuvo éxito, lo que le generó molestia, pero mucho más cuando Fernández, por impulso de Santiago Cafiero, llamó a Scioli. El enojo de Massa fue de proporciones y se activaron varias llamadas para contenerlo. El lunes 6 mantuvo una dura charla con Fernández y pocas horas después se ablandó la situación, tras la invitación de Fernández para que lo acompañe a la Cumbre de las Américas, juntos a Los Ángeles. Luego volvió a sumarlo en la comitiva del G-7, en Múnich.

Scioli fue embajador en Brasilia entre diciembre de 2019 y junio de este año. El gobierno aún no había elegido a la persona que se haría cargo de la sucesión en la Embajada. “El Presidente me pidió por favor que me hiciera cargo”, dijo el exgobernador bonaerense en una entrevista a La Nación, en junio pasado, pocos días después de asumir. Por entonces agregaba: “el Presidente me pidió por favor que me hiciera cargo. Y le dije: “Sí, Alberto, siempre te dije que si fuera cortar el pasto en Olivos, hacerse cargo de un ministerio, que me quede en Brasil o para lo que sea, estoy”.

En el mes y medio que estuvo en la cartera, Scioli mostró una agenda activa con reuniones con los distintos sectores y visitas a fábricas y emprendimientos. Incluso volvió a Brasil, en misiones con empresarios y gobernadores. Con los mandatarios provinciales mostró lazos fuertes y en su breve lapso por el Ministerio se reunió con Áxel Kicillof, Raúl Jalil, Alicia Kirchner, Gustavo Bordet, Gustavo Melella, Ricardo Quintela, Oscar Herrera Ahuad, Omar Gutiérrez, Gildo Insfrán, Jorge Capitanich, Gerardo Morales, Osvaldo Jaldo, Gerardo Zamora, Sergio Uñac, Gustavo Sáenz, Sergio Ziliotto, Raúl Jalil y Omar Periotti. En una serie de imágenes y actividades que despertaron incluso recelo entre pares del Gabinete, que decían, en tono de broma, aunque con una dosis de realismo, que los hacía “quedar como vagos en la comparación”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.