Por qué salió Kevin Dawson de Deportivo Cali

·3  min de lectura
@OficialCAP

Deportivo Cali vive meses de tensión por problemas internos dentro de la institución. Gracias a las desgracias deportivas y administrativas, Kevin Dawson tuvo que salir del cuadro del Valle del Cauca y en territorio uruguayo se atrevió a justificar los motivos de la rescisión de su contrato.

El club comentó que el portero regresó a su país natal por “problemas personales”. Sin embargo, en charla con Punto Penal, Dawson dijo: “En estos meses no nos cumplieron con lo prometido. Cuando fui al Deportivo Cali sabía la situación que venía pasando. Pregunté por la situación económica y me dijeron que era complicada, pero que se habían ido muchos jugadores y bajaron el presupuesto, que estaba cubierto por todo el año”.

También enfatizó en los problemas económicos del elenco Verdiblanco: “El club daba casa y auto a los extranjeros. Yo solo exigí el salario, más allá de que había una cuota para el alquiler, pero ni en los pasajes me cumplieron. Estuve cinco meses y medio y cobré un mes y medio de a 15 días. Pasaban dos meses y me pagaban 15 días. Eso lo iba tolerando porque estaba jugando y estábamos todos en la misma”.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

“Me mintieron en la cara. ‘El lunes les pagamos’, nos decían, pero no nos pagaban ni nos atendían el teléfono. Después nos decían que nos pagaban el jueves y tampoco. Había compañeros y funcionarios que no tenían para la comida”, arremetió.

Además, contó la anécdota de un compañero con respecto a una serie de amenazas: “Me dijo que alguien cercano a la hinchada le dijo que nos cuidáramos porque tenían preparado un atentado contra nosotros para el otro día. Sabían dónde vivía cada uno y las placas de los autos que manejan”.

“Tuvimos una charla cordial y nos explicaron que estaban nerviosos por la situación, y que sabían que estábamos al día. De parte del club les decían eso, pero les explicamos que eso no era así y que no teníamos ni para vendarnos”, afirmó.

“No tenían saldo en la tarjeta para comprar los pasajes de mi familia cuando fui a pedirlos, así que los pagué de mi bolsillo. Gente del club me dijo que para ellos era normal eso. Yo les expliqué que para mí no es normal y que no iba a correr el riesgo de que le pasara algo a mi familia. Cada partido que no ganábamos teníamos que estar toda la semana rodeados de policías”, recordó.

Dawson era un titular en su etapa en Cali. No obstante, no dudó en tildar de sentirse en un ‘calvario’ cada vez que se jugaba: “Me trataban de mercenario cuando en estos cinco meses puse plata para jugar al fútbol, porque hasta perdí con el alquiler. Me fui con la casa ya alquilada de Uruguay, pagando por adelantado, y me tuve que venir antes. Perdí plata, pero va y viene. Las condiciones no estaban dadas para la tranquilidad de uno”.

“Buscaré un lugar donde me puede reencontrar yo mismo. No terminé de la mejor manera después de la amenaza y ya era un calvario ir a jugar. Mi familia fue una vez y nunca más”, manifestó el portero.

Finalmente, tras ser consultado sobre una posible vuelta a Peñarol, aclaró: “Es una etapa cerrada, el puesto en el club está bien cubierto. No es por ese lado. En un par de días empezaré a hablar con el Chino Lasalvia, que es quien me está manejando. No descarto quedarme en Uruguay”.

Foto: Getty Images