Sagitarius quiere ser la reina de Naucalpan

Gabriel Cruz

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 11 (EL UNIVERSAL).- A cuatro años de distancia, la luchadora Sagitarius sabe que eligió el camino correcto en la vida, ese que la llevó hasta un cuadrilátero a sudar y llorar muchas veces, siempre con la mente puesta en ser una profesional.

Xalapa, Veracruz la vio nacer, ahí dio sus primeras maromas y se convenció de que su destino sería enmascarado. Solo que llegó el día en que su tierra fue demasiado pequeña para sus sueños y se lanzó a la aventura.

Motivada por la también luchadora Rosy Moreno, la chica no lo dudó y aterrizó en la Ciudad de México, para tiempo después hacer de la Arena Naucalpan su trinchera. "Ha sido mi casa desde que llegué, me recibieron bastante bien mis compañeros y la afición, tengo un cariño bastante especial porque fue el lugar que me dio a conocer al mundo de la lucha libre", valora.

Un lugar mágico en el que se convirtió en la primera mujer firmada por la empresa IWRG en casi sesenta años de historia,"algo demasiado importante", dice con modestia.

Aunque no la suficiente como para descartar su deseo de ser también la primera campeona de la empresa. "Ya están las eliminatoria y vamos a estar dando batalla para llevarnos ese cinturón a casa".

Un reto muy difícil, "pero tiene que quedarse en casa", advierte.