Sadio Mané debutó con un gol y un título en el Bayern Munich

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Bayern Munich se consagró campeón de la Supercopa de Alemania por tercera vez de manera consecutiva en un partido más que entretenido frente a RB Leipzig y plagado de goles. Sadio Mané tuvo su presentación y debutó con un gol en el triunfo por 5-3 en el Red Bull Arena.

El senegalés, el gran movimiento que realizó la institución en este mercado para reemplazar a Robert Lewandowski, vistió por primera vez de manera oficial la camiseta y tuvo una gran participación. De hecho, convirtió el segundo tanto de los Bávaros en el primer tiempo.

Solo 31 minutos demoró en poder festejar por primera vez y devolverle la confianza a Julian Nagelsmann y compañía, aunque también desaprovechó otras situaciones que pudieron haber evitado el suspenso con el que terminó el encuentro por la levantada del rival.

Fueron tres los remates que tuvo el delantero a lo largo del partido, en el que completó los 98 minutos de juego, dos de ellos al arco: uno terminó adentro, luego de una asistencia de Serge Gnabry que empujó a la red, y la otra se la contuvo Péter Gulácsi.

Además, tocó el balón en 37 oportunidades y completó 26 pases, con una precisión del 87 por ciento, como también recuperó una pelota en defensa y ganó una infracción. Benjamin Pavard fue el futbolista con el que más combinó y tocaron juntos en cuatro oportunidades.

Por otra parte, esta final en la que los Bávaros conquistaron su 10° título en esta competencia para extender su dominio con un festejo de Mané, fue la que más goles a lo largo de la historia después de la que protagonizaron Borussia Dortmund y el propio Bayern en 1989.

En aquella ocasión, BVB se impuso por 4-3 en Kaiserslautern. Ahora festejaron los de Múnich, que lograron otro tricampeonato como entre 2016 y 2018, que se preparan para poder ganar otra Bundesliga, frente a los últimos campeones de la Copa de Alemania.

Foto: RONNY HARTMANN/AFP via Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.