Saúl “Canelo” Álvarez ante el ruso Dmitry Bivol: entre intrigas, desventajas y desafíos

·4  min de lectura
Saúl “Canelo” Álvarez, campeón mundial en cuatro pesos diferentes entre 69.850 kg y 79.378 kg, se medirá este sábado con Dmitry Bivol, nacido en Kirguistán hace 31 años e invicto con 21 victorias consecutivas
Saúl “Canelo” Álvarez, campeón mundial en cuatro pesos diferentes entre 69.850 kg y 79.378 kg, se medirá este sábado con Dmitry Bivol, nacido en Kirguistán hace 31 años e invicto con 21 victorias consecutivas

Cada vez que sube al ring el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez, campeón mundial en cuatro pesos diferentes entre 69.850 kg y 79.378 kg , se habla de un sinfín de probabilidades que van más allá de su pelea en sí. Se produce un desafío a la lógica informativa que ameritan sus combates aventurándose a todo lo que podría ocurrir en el futuro, con fechas y desafíos, sin saber siquiera como bajará hoy del cuadrilátero del majestuoso T-Mobile de Las Vegas. Se polemiza a viva voz sobre su postura de N° 1 del momento; se cuestiona en todo México porque la televisación de sus cotejos en cadena nacional -por Azteca y Televisa- constituyen el éxito comercial y de rating más alto de la temporada y hasta los analistas económicos diagnostican como incrementará su fortuna, sin medir siquiera el riesgo que asumirá hoy cuando aumente el kilaje de su cuerpo.

Será retador al campeonato mundial semipesado (AMB) en poder del ruso Dmitry Bivol, nacido en Kirguistán hace 31 años e invicto con 21 victorias consecutivas, repitiendo su regreso a los 79.378 kg, una aventura deportiva que ya vivió cuando noqueó a Sergei Kovalev, por KO en once rounds, en 2019.

Lució entonces como lucirá hoy: con exceso en su cintura, con glúteos salientes y muslos prominentes. Así distribuirá su desventaja de 10 cm de altura y el aumento en su peso: de sus 75 kg ideales o los 79 obligados de su “nueva” categoría. Y este es el gran acertijo en la contienda que televisará ESPN esta medianoche. Ante Kovalev debió trabajar mucho, vaciló ante algunos contragolpes y noqueó con un impacto aislado. No muy potente. Y esos fantasmas pueden volver a aparecer hoy en escena.

¿Qué se vaticina para “Canelo”? Promovido otra vez por el inglés Eddie Hearn y la empresa DAZN –líder en emisiones digitales-, con quienes firmó un contrato multimillonario que comenzó en 2018 y culminó en 2020, tiene un proyecto de trabajo determinado que resulta llamativo: su tercera pelea con el kazajo Gennady Golovkin, acordada para el 17 de septiembre venidero y, en caso de ganar, cerraría el año el 17 de diciembre en Londres o México ante el británico John Ryder. Y nadie descarta aún la búsqueda de su quinta corona: el cetro Crucero (90.710 kg). Todo es mirar vertiginosamente hacia adelante sin analizar el día a día.

Bivol es un boxeador prolijo. Va de menos a más. Es ordenado. Poco espectacular. Hábil para contraatacar, sin pegada de KO, saltarín pero sostenido cuando avanza con golpes largos
Bivol es un boxeador prolijo. Va de menos a más. Es ordenado. Poco espectacular. Hábil para contraatacar, sin pegada de KO, saltarín pero sostenido cuando avanza con golpes largos


Bivol es un boxeador prolijo. Va de menos a más. Es ordenado. Poco espectacular. Hábil para contraatacar, sin pegada de KO, saltarín pero sostenido cuando avanza con golpes largos

Álvarez que llegó a la cima con la empresa: “Golden Boy Promotions”, de Oscar de La Hoya, realizó sus últimos dos encuentros con “Premier Boxing Champions” que lidera Al Haymon. Sobrepasó como nadie el coqueteo con todos los poderosos de la industria del pugilismo. Y esto también es un mérito que cuesta entender.

¿Quién es Bivol? El kirguiso es un boxeador prolijo. Va de menos a más. Es ordenado. Poco espectacular. Hábil para contraatacar, sin pegada de KO, saltarín pero sostenido cuando avanza con golpes largos. Ese es su fuerte. Es campeón desde 2017 y destaca victorias sobre el cubano Sullivan Barrera, el canadiense Jean Pascal y el estadounidense Joe Smith. No entusiasma, pero es muy hábil para conseguir diferencias en el round por round.

Tendrá que soportar toda la presión de casi 20.000 fanáticos por portación de nacionalidad rusa en tiempos de guerra. Su admisión para formar parte de este evento dividió todo tipo de opiniones en Las Vegas. Pero, finalmente, está donde quiso estar. Constituye la primera gran aparición de un atleta del país de Vladimir Putin en los Estados Unidos.

“Canelo”, se eyecta favorito 4-1 en las apuestas del estado de Nevada. Proporción excesiva a nuestro entender. Su carrera de 51 victorias (39 KO), una derrota ante Floyd Mayweather y dos empates acopió a ocho campeones mundiales como rivales en sus últimas diez confrontaciones. Sin embargo, esta vez las expectativas son más mesuradas que en pleitos anteriores. Sobre todo, si las comparamos con su último KO ante Caleb Plant, en noviembre pasado, en el cual se produjo una alianza pasional con los aficionados aztecas. Principalmente, con los residentes en Estados Unidos.

Hoy, deberá redoblar los esfuerzos en un combate complejo e incómodo. Elementos competitivos que muy pocos tuvieron en cuenta cuando aceptaron este reto.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.