Saúl “Canelo” Álvarez está listo para “retirar” a GGG el sábado

·2  min de lectura

Además de las fiestas patrias en México y del Mes de la Herencia Hispana en Estados Unidos, septiembre también tiene otro festejo, la pelea de Saúl “el Canelo” Álvarez contra Gennady Golovkin que se llevará a cabo el sábado 17.

“GRAND ARRIVAL— Sintiendo el apoyo Mexicano desde el día 1 🇲🇽 ¡Gracias por acompañarnos!”, escribió el pugilista mexicano junto a las fotos del careo que se llevó a cabo en Las Vegas, previo a la pelea.

El tapatío buscará recuperarse de la derrota que sufrió en mayo contra Dmitry Bivol y cerrar la trilogía que tiene pendiente con el kazajo, con quien ha peleado dos veces de las que sólo obtuvo una victoria en 2018 y un empate en 2017.

El combate tendrá lugar en la T-Mobile Arena de Las Vegas, Nevada, al filo de las 23:00 horas del tiempo local.

“He madurado como peleador, he madurado muchísimo; soy un peleador más fuerte, consolidado en mi peso. Creo que he avanzado muchísimo”, dijo Saúl a CNN sobre los 4 años que han pasado desde la última vez que peleó con Golovkin.

Gennady, por su parte, se presentará con 40 años de edad en lo que parece ser el declive de su carrera, aunque ha asegurado que tiene todo para ganarle al Canelo quien a su vez dice, lo vencerá por K.O.

“Pensar sobre mi situación significa pensar que ha pasado mucho tiempo. Cuatro años y ahora, él piensa que él está en la posición para expresar esas acusaciones y decir que él va noquearme y finalizar mi carrera”, expresó el retador.

Álvarez pone en juego los títulos mundiales de la AMB (Asociación Mundial de Boxeo), el CMB (Consejo Mundial de Boxeo), la OMB (Organización Mundial de Boxeo), la FIB (Federación Internacional de Boxeo) que unificó desde noviembre pasado, cuando venció al estadounidense Caleb Plant.

GGG, como se conoce al kazajo, además subió de peso para esta pelea, que es en la categoría de las 168 libras.

“Es lo mismo que pasó cuando yo peleé con él, yo subí de categoría también para pelear con él, una categoría. A él le toca en esta ocasión, y le toca sentir lo que yo sentí la primera vez que subí de peso”, expresó el canelo a CNN.