Súper TC2000. Agustín Canapino y un nuevo asalto para recuperar la corona

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Agustín Canapino festeja la victoria en Rosario; el arrecifeño es el nuevo puntero del campeonato de Súper TC2000, a falta de dos carreras
Súper TC2000

Un manejo agresivo y al límite para reponerse de un error y convertir la frustración en festejo. Agustín Canapino (Chevrolet Cruze) exhibió su talento, el coraje y la concentración para adueñarse de la carrera Final del Súper TC2000, que en el autódromo Juan Manuel Fangio, de Rosario, cumplió la 10ª fecha del calendario. Un triunfo que le posibilitó treparse a la cima del campeonato, a falta de dos estaciones; un éxito que refleja la contundencia de un auto que venía de vencer en Villicum, San Juan, y se muestra por encima del resto: el arrecifeño firmó nueve podios en las últimas diez carreras, estadística que lo imponen como máximo aspirante a la corona, esa que le resulta esquiva desde 2016 al piloto y a la marca.

Con un manejo agresivo, Agustín Canapino condujo al Chevrolet Cruze a la victoria en el autódromo Juan Manuel Fangio de Rosario; fue el tercer triunfo en el calendario y el noveno podio en diez carreras para el arrecifeño
Súper TC2000


Con un manejo agresivo, Agustín Canapino condujo al Chevrolet Cruze a la victoria en el autódromo Juan Manuel Fangio de Rosario; fue el tercer triunfo en el calendario y el noveno podio en diez carreras para el arrecifeño (Súper TC2000 /)

Atacar, fallar, pero no desfallecer para volver a intentar. Canapino, que el sábado en los metros finales superó a Facundo Ardusso (Honda Civic) para terminar como primer escolta de Nicolás Moscardini (Toyota Corolla) en la Carrera Clasificatoria, lanzó un rápido asalto en la competencia Final. Accionó el Push to Pass -el sistema que le proporciona potencia extra al motor-, pero se pasó de largo en la frenada y cayó del segundo al cuarto puesto, por detrás de Leonel Pernía (Renault Fluence) y Ardusso.

El error no lo sacó del eje: con la misma estrategia trazó nuevos embates con sobrepasos limpio y otros ásperos, como ante Pernía, en la maniobra que definió la carrera. “Me deja sin pista en un curvón y a 220km/h, no me gustó. Hay códigos que no hay que perder. Pude mantener el auto pese a los golpes y superarlo. Uno puede ganar o perder una carrera o un título, pero hay cosas que no se hacen”, expresó Canapino, que desde entonces controló el cronómetro.

Leonel Pernía (Renault Fluence) por delante de Agustín Canapino (Chevrolet Cruze); los pilotos mantuvieron un áspero duelo en la pista y luego ensayaron quejas
Súper TC2000


Leonel Pernía (Renault Fluence) por delante de Agustín Canapino (Chevrolet Cruze); los pilotos mantuvieron un áspero duelo en la pista y luego ensayaron quejas (Súper TC2000 /)

Atrás, Pernía perdía rendimiento: se quejó de la falta de potencia del motor y pidió una revisión de los mapeos que realiza la categoría. “Escuché a Canapino quejarse del motor, pero nos peló tres décimas todo el fin de semana por derecho. Tenemos que agarrar una amoladora y arrancarle el alerón y aun así tampoco vamos a llegar a ese parcial. Me preocupa mucho, porque así es difícil. El único lugar donde no te podés defender es en la recta, no podés hacer nada: cuando yo salgo atrás y apretó el Push to Pass (PTP), de casualidad me meto en la succión, y cuando ellos salen detrás de mí con el PTP me pasan en medio del curvón. Hace dos carreras que no tenemos la velocidad, así que la categoría tiene que ver para que definamos esto con las mismas armas, porque así es imposible. Hice maniobra de defensa a 230km/k, chapeándome para intentar frenar a Canapino, Santero, Ardusso, Rossi, al que venga, y me pasan como parado. Se me hace difícil pelear el campeonato, se me hizo difícil pelear acá en Rosario, imagínate cuando vayamos a otro lugar con más recta”, reclamó el campeón 2019, que finalizó en el cuarto puesto.

En el comienzo de la carrera, Julián Santero y Matías Rossi se enredaron en la pelea por un puesto; los pilotos de Toyota Gazoo Racing Argentina completaron el podio, por detrás de Agustín Canapino
Súper TC2000


En el comienzo de la carrera, Julián Santero y Matías Rossi se enredaron en la pelea por un puesto; los pilotos de Toyota Gazoo Racing Argentina completaron el podio, por detrás de Agustín Canapino (Súper TC2000 /)

Peor desenlace tuvo Ardusso, ganador tres veces en Rosario, que reventó el neumático delantero izquierdo y se despidió de la posibilidad de batallar por la corona. El parejense comunicó por la radio el problema al box dos giros antes de que la goma explotara y le impidiera ilusionarse con entreverarse en la puja por la corona en su primera temporada con el equipo Honda. Estos dos inconvenientes fueron aprovechados por Julián Santero y Matías Rossi, que escalaron posiciones para completar el podio y sostener a Toyota Gazoo Racing en la batalla por revalidar el título. El mendocino asoma como la bandera, después de la decisión de Rossi de desertar de la largada en la carrera Final en Villicum, por considerar injusta la sanción de 45 segundos en la carrera Clasificatoria.

El 7 de noviembre, en Alta Gracia, el Súper TC2000 definirá a sus candidatos. Canapino, con 181 puntos, tomó una luz de 10 unidades sobre Pernía, aunque la brecha se aumenta a 12 si se toma en cuenta los descartes de puntos por carrera. El Gran Premio Coronación, en Buenos Aires, entregará doble puntaje: es el comodín que todos quieren acceder para frenar a Canapino.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.