Sébastien Haller: reemplazó a Haaland en Borussia Dortmund, sufrió un tumor testicular, se recuperó y volvió a jugar

Sebastian Heller regresó al fútbol luego de superar un tumor testicular
Sebastian Heller regresó al fútbol luego de superar un tumor testicular - Créditos: @Twitter Sebastian haller

El 18 de julio de 2022, Borussia Dortmund publicaba a través de sus redes sociales oficiales un contundente comunicado: “Sébastien Haller ha tenido que abandonar el campo de entrenamiento del club en Bad Ragaz debido a una enfermedad y ya ha viajado de regreso a Dortmund. Durante los exámenes, se descubrió un tumor testicular. ¡Buena recuperación, Sébastien!”. Sin embargo, casi seis meses más tarde y luego de operaciones y sesiones de quimioterapia en el medio, el atacante nacido en Francia reapareció en el equipo.

El exfutbolista de Ajax, que había llegado al equipo alemán para reemplazar la ausencia de Erling Haaland, participó del partido amistoso en el que Dortmund se enfrentó a Fortuna Düsseldorf este martes, en Marbella, Francia. El delantero de 28 años entró en el minuto 28 de la segunda parte, con el resultado 2-1 en favor del Dortmund, en un partido que acabó finalmente con la goleada por 5-1. La cuenta oficial de Twitter del equipo alemán publicó un video donde se lo ve a Haller, con la camiseta número 9, esperando ingresar mientras es saludado por su entrenador Edin Terzić.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Haller, que aún no debutó de manera oficial en Borussia Dortmund, había sido adquirido a Ajax en 35 millones de euros por el equipo alemán. La transacción fue en el mercado de pases del verano pasado en Europa y llegó al equipo tras anotar 34 goles en 43 partidos en la temporada 2021/2022 en el equipo neerlandés. A los pocos días de su llegada comenzó a sentir molestias después de un entrenamiento en Suiza, donde el club germano realizó la pretemporada. Luego se sometió a nuevos exámenes médicos en un centro especializado que le habían detectado el tumor testicular.

Por esta enfermedad, el futbolista se sometió a dos operaciones y a cuatro sesiones de quimioterapia durante su tratamiento. Ya en los primeros días de 2023, Haller retomó los entrenamientos y se mostró en sus redes sociales con la felicidad que significó haberse recuperado del tumor testicular. Este martes finalmente pudo ponerse la camiseta de Borussia Dortmund en un duelo preparatorio, y ahora tiene el deseo de jugar cuando se reanude la Bundesliga tras la pausa invernal, el próximo 22 de enero, contra Augsburgo.

Sebastien Haller posa con la casaca del Dortmun cuando fue presentado como futbolista el 6 de julio de 2022
Sebastien Haller posa con la casaca del Dortmun cuando fue presentado como futbolista el 6 de julio de 2022 - Créditos: @Alexandre Simoes

“Por supuesto, todo es posible. No me pongo ningún límite en mi cabeza. Las únicas personas que pueden imponerme restricciones son el entrenador y el personal médico”, declaró el delantero este lunes. “Cuando todo el mundo esté de acuerdo en que es una buena idea para mí jugar, entonces jugaré. Pero, por supuesto, yo quiero estar en el terreno de juego todos los días y volver ahí lo antes posible”, añadió. Haller lideró la liga neerlandesa en la campaña anterior, con 21 goles, y consiguió 11 más en la Champions. Sin él, Dortmund ha pasado varias penurias en la Bundesliga. Se ubica en el sexto escalón, a nueve puntos del líder Bayern Munich.

Además del internacional marfileño, otros futbolistas han sufrido previamente esta enfermedad. El arquero de la selección francesa en los años 1980 Joël Bats superó el cáncer, al igual que el exarquero del Atlético de Madrid y del Deportivo La Coruña José Francisco Molina, a comienzos de los años 2000, que ahora ocupa un cargo en la Federación Española.

Más cerca en el tiempo, otros futbolistas conocidos que lucharon contra esta enfermedad fueron el extremo neerlandés Arjen Robben (cuando fichó por Chelsea), el búlgaro Lubo Penev y el australiano Craig Moore.

En cuanto a los argentinos, son conocidos los casos del exarquero del seleccionado nacional Carlos Roa, que se recuperó de un tumor, mientras que su compatriota Jonás Gutiérrez aceptó que disputó “el partido más difícil de mi vida” en 2014, cuando debió someterse a un tratamiento contra el cáncer, antes de volver a jugar en Newcastle 18 meses después. A Germán Burgos los médicos de Atlético de Madrid le anunciaron que tenía un tumor canceroso en un riñón. Luego del proceso quirúrgico logró rehacer su vida de manera normal, pero no jugó más al fútbol.