Rugby en Europa: el gigante inglés que busca volver a gritar campeón con dos argentinos

·3  min de lectura
Julián Montoya, la figura de Leicester Tigers
Julián Montoya, la figura de Leicester Tigers

Nueve años es mucho tiempo para un club tan grande como lo es Leicester en Inglaterra. Una institución que, además de ser la más ganadora de la liga, provee constantemente de jugadores al seleccionado de Inglaterra, tiene una identidad fuerte y el próximo fin de semana, después de nueve temporadas, volverá a disputar una final. De aquel equipo en el que se destacaba Marcos Ayerza, una eminencia en el club, a este en el que brilla Julián Montoya y tiene a Matías Moroni como una pieza importante.

Los dos argentinos fueron titulares en la luchada victoria sobre Northampton Saints por 27-14. El capitán de los Pumas volvió tras estar ausente en las últimas dos fechas por un golpe y estuvo firme en defensa, con la pelota y en el juego en el piso. A los 65 minutos pescó una pelota clave para sostener el envión de su equipo. Moroni completó los 80 minutos y aportó energía, empuje y contagio, sus principales atributos. El centro terminó con 10 tackles en la semana que recibió la convocatoria a los Pumas, luego de haber sido omitido de la lista inicial. Por la grave lesión de Santiago Chocobares, buscará ganarse un lugar la consideración de Michael Cheika, tras ser una fija en los ciclos de Daniel Hourcade y Mario Ledesma.

Leicester, que también cuenta en el plantel con Juan Pablo Socino, fue un equipo ordenado, con paciencia y que supo esperar sus momentos. No se desesperó ante la agresiva propuesta de Northampton y lo resolvió en el tramo final, con una gran tarde de George Ford. El apertura de Inglaterra aportó 22 puntos de todas las maneras posibles y destrabó el partido cuando su equipo más lo necesitaba. El sudafricano Jasper Wiese fue el motor de un pack de forwards que suele imponerse ante los rivales.

El rival de Leicester en la final será Saracens. Antes de las semifinales le consultaron a cada entrenador que jugador elegirían como el mejor de la temporada por afuera de su club y Mark McCall, la cabeza de los Sarries, no dudó: “La persona a la que admiro porque también juega rugby internacional, pero parece darle a su club todo lo que tiene semana tras semana con una calidad increíble es Julián Montoya, de Leicester”. El sábado que viene lo tendrá en frente a quien fue elegido por sus compañeros y los fans como el mejor jugador de los Tigers en la 2021/22.

Saracens es un club con historia y actualidad, que viene de años convulsivos. Fue el equipo más dominante de la última década en Inglaterra, pero en 2020 descubrieron irregularidades por no cumplir el tope salarial de la liga y lo obligaron a descender de categoría en un escándalo que sacudió al rugby inglés. El año pasado jugó el Championship, la segunda división, un torneo con una diferencia abismal en cuanto a estructura y nivel. Ascendió con comodidad manteniendo la base que lo hizo exitoso, cedió algunas de sus figuras a préstamo por una temporada y ayer selló la clasificación a la final.

Tute Moroni también hizo su aporte para llevar a Leicester Tigers a la final
Tute Moroni también hizo su aporte para llevar a Leicester Tigers a la final


Tute Moroni también hizo su aporte para llevar a Leicester Tigers a la final

En el clásico de Londres Saracens impuso su jerarquía ante Harlequins, el último campeón. El triunfo por 34-17 lo dejó en la novena final de su historia. Con un pack de forwards pesado, fuerte y repleto de jugadores internacionales, le hizo sentir el rigor a un rival que se caracteriza por desplegar un juego vistoso y abierto. Ben Earl, elegido durante la semana como el mejor jugador de la temporada, ratificó su nivel apoyando tres tries. La semana que viene, en Twickenham, habrá dos pesos pesados que definirán al campeón.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.