Rugby Championship: el electrocardiograma de los Pumas, que transitaron todos los estados en la derrota ante los Springboks

·3  min de lectura
Los Pumas no pudieron con los Springboks en la cancha de Independiente
Los Pumas no pudieron con los Springboks en la cancha de Independiente - Créditos: @Rodrigo Néspolo

Deberá quedar la imagen del segundo tiempo para que esta actuación de los Pumas no termine siendo un paso hacia atrás en el proceso que se inició en julio bajo la conducción de Michael Cheika. En un partido raro, zigzagueante como lo viene siendo este Rugby Championship, el seleccionado argentino transitó todos los estados. De estar apabullado y a merced de una goleada, a ser apabullante y a colocarse a un try del triunfo cuando faltaban todavía 12 minutos. Pero cuando el estadio de Independiente se había transformado en una caldera con las 31.255 personas saltando y gritando, el equipo se hundió en un penal evitable para que los Springboks completaran su faena estirando de nuevo la diferencia: 36-20 .

No fue el test esperado de los Pumas. Indisciplinados (19 penales en total), imprecisos y desordenados, el primer tiempo fue el peor de la era Cheika. Los campeones del mundo fueron muy superiores incluso a una mayor diferencia de la que estableció el resultado (22-6). Ganaron los duelos individuales, dominaron las formaciones fijas y supieron manejar el desconcierto del rival.

Escena del partido que disputan Los Pumas y los Springboks
Escena del partido que disputan Los Pumas y los Springboks - Créditos: @Rodrigo Néspolo

Cuando parecía que iba a ser una tarde negra en Avellaneda, los Pumas entraron con otra energía en el segundo tiempo. A puro corazón y embate se llevaron por delante a los sudafricanos y este rasgo es el que queda por destacar. Sin embargo, no resultan argumentos de peso para afrontar lo que queda por delante. El seleccionado deberá mejorar su producción el sábado próximo en Durban para cerrar de la mejor manera el Rugby Championship. Porque en esta calurosa jornada de finales de invierno los Pumas repitieron durante largos minutos los desencuentros que dos semanas atrás provocaron la goleada ante los All Blacks.

Por eso, habrá que aferrarse a esa imagen del segundo tiempo para que el crédito que tiene este equipo siga siendo a favor. Contra los campeones del mundo sobró voluntad, pero faltó juego. Faltó obtención segura y limpia, falló la conducción (mejoró con el ingreso de Cubelli), hubo imprecisiones en el manejo de la pelota, fallas en el uno a uno y arrestos individuales que no arrojaron resultados. Muchas veces Sudáfrica rompió la defensa.

Lo mejor del partido

Fue una actuación, al fin, para tomar nota. No es para ensayar conclusiones determinantes porque recién se está en la mitad del camino hacia el Mundial, que es el objetivo final. También debe recordarse que el que estuvo enfrente fue el campeón del mundo con prácticamente todas sus figuras. Después del viaje a Sudáfrica quedarán los tres tests de noviembre en el Reino Unido y allí sí se podrá ver con más claridad dónde está parado el equipo. En Avellaneda se abrieron algunas incógnitas. Los Pumas deberán parecerse a los del segundo tiempo para que esas dudas no se trasformen en preocupaciones.

Escena del partido que disputan Los Pumas y los Springboks
Escena del partido que disputan Los Pumas y los Springboks - Créditos: @Rodrigo Néspolo