Rossi, la garantía de Boca bajo el arco que tiene un futuro incierto

·2  min de lectura

Agustín Rossi llegó a Boca con tan sólo 21 años, en 2017, por lo que le tocó enfrentar un fuerte desafío a una corta edad. Sin embargo, pudo superarlo con creces, con claras muestras de madurez por estas temporadas y que hoy le permiten disfrutar de un gran momento bajo los tres palos del Xeneize.

De hecho, el arquero pelea la cima en relevancia del fútbol argentino, fruto de su trabajo, en el que debió salir a préstamo del cuadro boquense, hacia Deportes Antofagasta y Lanús, en el medio de su estadía, y con la salida de Esteban Andrada como punto de inflexión.

Justamente, desde que el anterior guardavallas titular se marchó hacia México, en julio del año pasado, el surgido en Chacarita no sólo acumuló muy buenas actuaciones en el Club de la Ribera, sino que sobresalió por su especialidad en los penales y que le valió títulos al conjunto azul y oro.

Pues en este 2022, el nacido en San Martín, que cumplirá 27 años a fines de agosto, dio la nota. Entre todas las competiciones, se lució con siete paradas en tiros desde los doces pasos, tanto por tandas definitorias como en el tiempo regular.

A partir de esta virtud, el portero, que fue clave en la obtención de la Copa de la Liga, como lo había sido en la Copa Argentina, la campaña anterior, se convirtió en el tercer arquero con más penales detenidos en la historia de Boca, con 15, misma línea que Agustín Orión.

Y claro, dentro del juego, Rossi aportó para su formidable presente y en el que se posiciona entre las piezas destacadas del ahora equipo dirigido por Hugo Ibarra. En 27 partidos disputados en lo que va del año, sumó 14 vallas invictas.

A su vez, según los datos provistos por Opta, el ex Estudiantes y Defensa y Justicia deslumbró con 31 salvadas, siete capturas, cinco despejes y seis duelos uno contra uno ganados, entre Copa Libertadores y la actual Liga Profesional.

Pero, a pesar de sus grandes números y sólida realidad, su futuro no estaría garantizado en el elenco xeneize. Con un contrato que vence a mediados de 2023, las charlas por su renovación ya comenzaron con la directiva, las que, de momento, estarían lejos de llegar a buen puerto dada las amplias diferencias en las pretensiones de ambas partes.

En este sentido, y con la posibilidad de poder negociar como agente libre, a partir de enero, al guardameta se le abre el panorama de una salida de Boca en pleno esplendor. Ante esta situación, como ocurrió meses atrás, ya se contempla la opción de pegar el salto a Europa y hasta de un supuesto de interés de Flamengo, conocido en las últimas horas.

Foto: Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.