Rory McIlroy y Viktor Hovland son los punteros del British Open antes de los últimos 18 hoyos en St. Andrews

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
McIlroy y Hovland prometen un gran mano a mano final en St. Andrews
McIlroy y Hovland prometen un gran mano a mano final en St. Andrews

El saludo de Tiger Woods en el Swilcan Bridge el viernes tuvo sabor a despedida. Se recupere o no de los efectos del accidente automovilístico del año pasado, es evidente que hazañas como la del Masters 2019 pasaron al plano de lo inverosímil. Igualarlo parece imposible, pero el golf está hambriento de un sucesor. La lista de candidatos es larga e incluye a un buen número de jugadores emergentes que rápidamente mostraron calidad y temple para ganar torneos grandes. Los tres majors de este año quedaron en manos de jugadores menores de 30 años, lo mismo que cinco de los seis que ocupan los lugares más altos del 150º Open Championship. La excepción es Rory McIlroy, que desde hace rato viene amenazando con tomar la posta.

La salida desde el tee del 6 con McIlroy y Hovland
La salida desde el tee del 6 con McIlroy y Hovland

McIlroy dio un paso importante ayer en procura de acercarse a ese objetivo al asaltar la punta en St. Andrews con una gran vuelta de 66 y llegar a -16. Para conseguirlo, deberá hacer valer su mayor experiencia en este tipo de definiciones y en esta cancha ante un nutrido y juvenil grupo de seguidores. La mayor amenaza es el noruego Viktor Hovland (24 años), que jugó con él, firmó una tarjeta con idéntico score final y comparte la punta. En los últimos 18 hoyos volverán a salir en pareja, a las 12.50 (hora argentina). A cuatro golpes (-12), una ventaja nada imposible de descontar en una cancha que se presenta accesible, aparecen Cameron Young (25) y Cameron Smith (28), que ayer se retrasaron con vueltas de 71 y 73, respectivamente. Quintos con un golpe más están Scottie Scheffler (26) y el coreano Si Woo Kim (27).

Rory no sólo es el favorito por su bagaje, también es el favorito del público. El norirlandés despertó ovaciones más propias de una cancha de fútbol que de un link de golf. La explosión que se vivió cuando embocó el hoyo 10 desde el bunker a la entrada del green (unos 25 metros) se pareció mucho a un grito de gol. “Rooory, Rooory”, empezó a cantar la gente. Con ese águila saltó a la punta, que mantendría hasta el final.

“El apoyo que me dieron esta semana fue absolutamente increíble”, dijo McIlroy. “Lo aprecio y lo siento ahí afuera, pero al mismo tiempo me esfuerzo al máximo para mantenerme en mi propio pequeño mundo porque es la mejor forma de sacar lo mejor de mí”.

A los 33 años, busca su quinto major, una cifra que sólo superan Tiger y Phil Mickelson entre los jugadores regulares del circuito, si es que todavía se los puede ubicar en esa lista. Sólo Brooks Koepka lo iguala entre los activos. No obstante, los majors son una obsesión que se le escapa desde que ganó el PGA Championship en Valhalla 2014.

Este domingo necesitará más tiros así, o birdies como los del par 5 del 14, cuando enganchó la salida pero la pelota le quedó perfecta en el fairway del hoyo adyacente (el 5) y el segundo tiro picó favorablemente dos veces para aterrizar cerca de la bandera. En una cancha que sin viento y con los fairways duros se hace extremadamente corta para los profesionales, los buenos scores están para quien los quiera tomar. El sábado, por ejemplo. Kevin Kisner saltó del último lugar a 13º tras una vuelta de 65 (-7), que incluyó siete birdies en los primeros 10 hoyos.

El mayor contendientes es el noruego Hovland, el más joven de los perseguidores. Aunque es uno de los animadores del PGA Tour (tres títulos), tenía como cuenta pendiente ser protagonista en un major. La cuestión es cómo enfrentará esa presión, encima jugando al lado de un Rory con todo el apoyo de la gente. Tampoco se puede descartar a los que vienen atrás. Cameron Smith es uno de los jugadores del año, con dos títulos, incluido el The Players. Cameron Young ya estuvo cerca en el PGA Championship y es número puesto para rookie del año. Scheffler es el nº1 del mundo, el único que ganó cuatro títulos en la temporada, entre ellos el Masters. El único que no llega “encendido” es Si Woo Kim, recordado campeón del Players 2017.

¿Con qué enfoque saldrá Rory en la última vuelta? “Creo que es importante apreciar el momento y el hecho de que es increíble tener una chance de ganar en St. Andrews”, respondió el campeón del Open 2014 en Royal Liverpool. “De eso están hechos los sueños. Y voy a tratar de hacerlo realidad”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.