Ronald Araujo le da un valor extra al Clásico: “Tenemos que tomarlo como una final”

Getty Images

Barcelona se juega una parada clave para la definición de LaLiga en un mano a mano ante Real Madrid, lo que para Ronald Araujo representa tener enfrente nuevamente a su compatriota Federico Valverde como también el duelo de cada Clásico ante Vinícius Júnior. Y en la previa, se anticipó a lo que sucederá en Camp Nou.

En diálogo con ESPN, el defensor comenzó: “El equipo está bien, yo estoy bien y con mucha expectativa de poder jugar este partido tan importante. Tenemos que tomarlo como una final porque es un partido muy importante, podemos sacar una diferencia importante sabiendo que también queda poco para terminar LaLiga”.

Precisamente, volverá a tener de la vereda rival a Valverde, su compañero en la Selección uruguaya. “Enfrentarlo en la liga es duro, todos sabemos la calidad que tiene. Y después tenerlo en la selección es tremendo, porque es un jugador excepcional y nos da un salto de calidad muy alto”, sostuvo.

No solo será con Pajarito el reencuentro, sino con Vini, con quien se generó un gran duelo y afirmó: “Para mí hoy es el número uno en el uno contra uno, es un jugador muy bueno, muy desequilibrante. Es difícil obviamente, pero trabajo para poder dar lo mejor y contento de que estén saliendo las cosas bien”.

Por otra parte, destacó la mejora del equipo tras la eliminación de la Europa League. “Ahora se está viendo el fruto de lo que veníamos trabajando. Xavi llegó a mitad de la temporada anterior y cuando estás jugando mucho no podés hacer muchas cosas. Creo que en la pretemporada pudimos trabajar mucho a nivel defensivo”, indicó.

También destacó a Jules Koundé y Andreas Christensen y puntualizó: “Son muy buenos jugadores que llegaron para ayudarnos, y nos aportan muchísimo. Se está viendo la solidez defensiva que es importante porque al final nos hace ganar partidos y era algo que teníamos que corregir de la temporada pasada”.

“Me gusta hablar porque es una manera, sobre todo para mí, de mantenerme concentrado y también sé que ayuda muchísimo al equipo. Creo que hay que tomar la voz del liderazgo y poder animar al equipo, es importante”, reconoció en torno a su rol en el grupo. Y también reconoció el gran cambio en el Culé desde su llegada.

“Pasó todo muy rápido. Gracias a Dios fue un cambio radical, prácticamente saltamos la escalera, desde abajo y ya directamente a Barcelona. Estoy contento de que estén saliendo las cosas bien. Obviamente que cuando llegás a un equipo como el Barça al principio cuesta, más con una filosofía única que tiene el club, pero con trabajo hoy se están viendo los frutos”, dijo.

Por último, habló sobre su paso con la Celeste en la Copa Mundial de Catar 2022: “Fue muy duro para mí, no lo pasé muy bien, sobre todo desde el día de la lesión que había que intentar recuperarme rápido para llegar; los tiempos eran muy cortos, hice de todo para poder estar. Se me dio la oportunidad porque eran 26 jugadores, si fueran 23 no hubiera ido”.

“Estuve a punto de estar a la orden. Si pasábamos fase de grupos hubiera podido estar para ayudar. Quedarse afuera y no poder jugar con mi selección fue una decepción porque uno sueña desde chiquito jugar un Mundial, pero había que pasar página rápido”, finalizó Araujo en referencia a su nula experiencia mundialista.

Foto: Getty Images