Ronald Acuña Jr revive su papel de verdugo de los Marlins que se hunden ante la artillería pesada de los Bravos

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
DANIEL A. VARELA
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Antes de comenzar el juego, le preguntaron a Don Mattingly qué significaba el regreso de Ronald Acuña Jr. a la alineación de los Bravos. El manager de los Marlins se tomó un tiempo antes de responder a los periodistas: “vamos a enfrentar a un talento premium’‘.

Acuña Jr. abrió el juego con un profundo doble y luego conectó un sencillo y se robó una base para que Atlanta venciera el viernes por la noche 5-3 a Miami en el primer encuentro del venezolano en el estadio donde sufrió una lesión en la rodilla que terminó con su temporada el año pasado.

Quizá en el pasado quedaron las rencillas y los pelotazos de otros tiempos, pero no cabe duda de que Acuña Jr. llegó para ser, por un buen rato, uno de los peores enemigos de esta organización, alguien al que habrá que resistir y luchar con todas las fuerzas e inteligencias.

Un viejo conocido de los peces, Marcell Ozuna, conectó jonrón por tercer juego consecutivo, mientras que Dansby Swanson y Travis d’Arnaud también conectaron batazos de cuatrro esquinas para los Bravos, que comenzaron muy lento la temporada, pero que pueden calentarse en cualquier momento.

El abridor Trevor Rogers duró apenas cuatro entradas. El zurdo permitió cinco carreras, ocho hits, dio dos pasaportes y ponchó a cinco. Permanece sin victorias en cinco decisiones de su carrera contra Atlanta.

“Me faltaba la ubicación, y realmente tenían un buen plan de juego”, reconoció Rogers, quien aún no ha encontrado la forma que le permitió asistir al Juego de las Estrellas en la contienda anterior. “No le di ninguna oportunidad a nuestro equipo hoy. Esta es mía”.

El cubano Jorge Soler conectó su octavo cuadrangular para Miami y el primero contra Atlanta desde que conquistara el galardón de Jugador Más Valioso de la Serie Mundial para los campeones Bravos la temporada pasada, antes de venir al sur de la Florida.

Irónicamente, la llegada de Soler a Atlanta sirvió para paliar la ausencia de Acuña, quien no jugó en la Serie Mundial después de romperse la rodilla en un juego en Miami el 10 de julio, haciendo pensar que la organización de Georgia iba a tirar la toalla en la carrera por los playoffs.

Debido a la superficie sintética en el Loan Depot Park, el jardinero estrella está programado para ser el bateador designado durante tod la serie del fin de semana.

Aunque tiene prohibido jugar a la defensiva en la serie, Acuña atormentó a los Marlins con su doblete temprano.

Charlie Morton (3-3) lanzó cinco entradas y un tercio con pelota de tres carreras. Permitió tres carreras, siete hits, dio una base por bolas y ponchó a cinco.

Atlanta atacó rápidamente contra Trevor Rogers (2-5) en el primero. Ozzie Albies conectó un sencillo que anotó a Acuña, y Ozuna siguió con un jonrón de dos carreras.

Swanson hizo el 4-0 cuando abrió el segundo con su quinto jonrón, pero los Marlins redujeron la brecha con un sencillo productor de Bryan De La Cruz en la parte baja antes de que d’Arnaud conectara un jonrón solitario a Rogers en el tercero.

El jonrón de dos carreras de Soler ante Morton en la sexta entrada puso a los Marlins 5-3, pero los locales batearon de 11-1 con hombres en posición anotadora, desaprovechando múltiples oportunidades que al final constaron muy caro.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.