El Roma roza el sonrojo ante el Bodo/Glimt

·3  min de lectura

Madrid, 4 nov (EFE).- El Roma estuvo a punto de tocar fondo en la Liga Conferencia y mostró de nuevo su dubitativo inicio de curso tras empatar ante el Bodo/Glimt (2-2), que rozó su segunda victoria consecutiva frente al conjunto italiano después del humillante 6-1 que consiguió la pasada jornada.

El equipo de José Mourinho no aprendió la lección de hace casi dos semanas. Las alarmas saltaron en noruega con un set histórico que sacó los colores a los hombres del técnico portugués. Este jueves, tenía la oportunidad de redimirse ante su afición, pero hizo todo lo contrario y volvió a perder puntos frente a un equipo de menor entidad.

Pese a sus dos malos resultados consecutivos, con siete puntos en el grupo C aún estaría clasificado para la siguiente fase a falta de dos partidos. Eso sí, con el Zorya ucraniano, tercero, a un punto y dispuesto a pelear con el Roma por hacerse con un billete hacia dieciseisavos con el que también sueña el Bodo/Glimt.

El encargado de encender la luz roja por primera vez en la capital italiana fue Ola Solbakken, que firmó el primer tanto del encuentro en el tiempo añadido de la primera parte. Con un zurdazo desde fuera del área que entró por la escuadra de la portería defendida por Rui Patrício, abrió el marcador para desesperación de Mourinho.

Después, Stephan El Shaarawy empató a la contra con un buen derechazo desde dentro del área que aliviaba momentáneamente las penas del Roma, incapaz de frenar su sangría defensiva con el segundo del Bodo/Glimt, obra de Erik Botheim después de cabecear una pelota ante la pasividad de la zaga romana.

Y, cuando se mascaba la tragedia, apareció el brasileño Roger Ibañez para maquillar el resultado. Al borde del final, el defensa sudamericano aprovechó una asistencia de Borja Mayoral para evitar una derrota sonrojante que habría podido cuestionar el trabajo de José Mourinho.

Mientras, en Londres, el Tottenham estrenó técnico en la figura de Antonio Conte y consiguió tomar aire con sufrimiento. En un duelo marcado por las expulsiones (una para el Tottenham, la de Cristian Romero, y dos para el Vitesse, las de Danilho Doekhi y Markus Schubert), logró un resultado positivo con el que se recuperó del 1-0 que le propinó el cuadro neerlandés la pasada jornada.

Son Heung-min, Lucas Moura y Jacob Rasmussen en propia meta, colocaron al Tottenham con un parcial de 3-0 en los primeros 28 minutos que presagiaba un duelo tranquilo. Sin embargo, antes del descanso Rasmussen y el eslovaco Matús Bero, redujeron distancias y los hombres de Conte vivieron en el alambre durante toda la segunda parte. Al final, el Tottenham, segundo, se mantiene a tres puntos del Rennes y uno por encima del Vitesse a falta de seis por disputar.

Precisamente, el Rennes se afianzó en el liderato tras ganar por las justas al Mura (1-0) con un tanto de Loic Bade en la segunda parte. Sin brillo, pero con oficio, el cuadro francés se postuló como uno de los favoritos para terminar la fase de grupos en la primera posición.

Y el otro equipo de las grandes Ligas en liza, el Unión Berlín, perdió en su estadio ante el Feyenoord (1-2) y se complicó la existencia en la Liga Conferencia. Condenado por los tantos del colombiano Luis Sinisterra y del nigeriano Cyriel Dessers, es último del grupo E a un punto del Maccabi Haifa, a tres del Slavia Praga y a siete de su rival de este jueves.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.