Roma no hizo pie en su estreno y cayó ante Ludogorets

·2  min de lectura

Son días muy negativos para Roma, los que se profundizaron este jueves. Luego de la goleada sufrida ante Udinese, por Serie A, ahora se vio superado por Ludogorets, que lo venció 2-1, en Razgrad, Bulgaria, por el comienzo del Grupo C, de la UEFA Europa League.

A los Giallorossi, que contaron con la presencia del argentino Paulo Dybala desde el arranque, les costó tomar la iniciativa e imponer su chapa como favorito en la zona. Esto se notó con el rol que tomó el cuadro búlgaro, que se acercó a la ventaja en tan sólo cinco minutos, con un mano a mano desperdiciado por Kiril Despodov.

En un desarrollo parejo del encuentro, la Lupa consiguió generar peligro recién pasada la media hora de juego. Y fue Lorenzo Pellegrini quien dio aviso con un certero cabezazo, luego de un córner, que desvió con buena reacción el arquero contrario. Al instante, Gianluca Mancini impactó al travesaño.

Después de una primera parte en la que le resultó difícil llegar al área rival, los de José Mourinho continuaron faltos de generación de riesgo en el complemento. Mientras que los locales prefirieron ceder levemente la posesión de la pelota y apostar a los contragolpes.

Ante la poca firmeza de los italianos, los dueños de casa dieron el golpe a los 72 minutos. Tras una serie de toques, Cauly recibió volcado a la derecha, se cerró hasta casi el punto del penal, sin obstáculos en el camino, y remató por bajo, a la esquina derecha.

Este tanto los dejó sentidos a los visitantes que, jugadas más tarde, estuvieron cerca de sufrir el segundo en una clara situación. Sin embargo, a los 86', más por inclinación que por juego, Eldor Shomurodov igualó con un sólido testazo, con previo lanzamiento de Pellegrini.

Pero la Magica pecó no sólo por su bajo nivel, sino también por nula solvencia. Y es que, tras la igualdad, Ludogorets hilvanó una consecución de pases, de izquierda a derecha, hasta que Nonato, dentro del área, se lució con un amague y un posterior disparo cruzado, a la izquierda.

Esto empeora la realidad de Roma, que tendrá la doble misión por recuperarse tanto a nivel doméstico como continental. Primero, por el torneo, enfrentará a Empoli, y el próximo jueves recibirá a HJK Helsinki, por la segunda competición más importante de Europa.

Foto: NIKOLAY DOYCHINOV/AFP via Getty Images