Roland Garros: Horacio Zeballos y Marcel Granollers se quedaron sin final en París

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Horacio Zeballos; Marcel Granollers; roland Garros; tenis; deportes; Francia; tenis
Ryan Pierse

PARIS.- Fue un pulso tenso, parejo, cambiante, y a la vez, el momento en el que se apagó una ilusión. Horacio Zeballos y el español Marcel Granollers se quedaron con las ganas de jugar la final del torneo masculino de dobles de Roland Garros, al caer en la semifinal ante el croata Ivan Dodig y el estadounidense Austin Krajicek por 4-6, 7-6 (7-1) y 7-5, luego de 2 horas y 33 minutos de lucha.

Zeballos y Granollers, que en este momento es la cuarta pareja del mundo, buscaban llegar a la primera final juntos en 2022, y a su tercera definición en un Grand Slam. Sin embargo, en la semifinal disputada en el court Simonne Mathieu, no pudieron con una actuación de menor a mayor de Dodig y Krajicek, que salieron de varias situaciones complicadas, apenas cometieron 9 errores no forzados en todo el encuentro, y en el tercer set consiguieron el quiebre de diferencia en el penúltimo game, sobre el saque del español. Previamente, los ganadores habían tenido dos match-points sobre el saque de Zeballos (3-5 y 15-40), que consiguieron salvar para luego igualar (5-5), pero no consiguieron sostenerse en el undécimo juego, y luego Dodig resolvió el duelo con su servicio.

La pareja hispano-argentina empezó la temporada en gran forma, con la llegada a las semifinales del Australian Open y del ATP 500 de Río, pero los resultados en la reciente gira de canchas lentas en Europa no habían sido los mejores, hasta esta semifinal. Zeballos y Granollers se quedaron así con las ganas de alcanzar una nueva final grande, luego de las definiciones en el US Open 2019 (perdieron con los colombianos Farah y Cabal) y el año pasado, en Wimbledon (cayeron ante los croatas Mektic y Pavic).

Marcel Granollers y Horacio Zeballos quedaron a un paso de la final en Roland Garros
Marcel Granollers y Horacio Zeballos quedaron a un paso de la final en Roland Garros


Marcel Granollers y Horacio Zeballos quedaron a un paso de la final en Roland Garros

En la final, Dodig y Krajicek se enfrentarán con el salvadoreño Marcelo Arévalo y el neerlandés Jean-Julien Rojer, que en la otra semifinal derrotaron al indio Rohan Bopanna y a Matwe Middelkoop, también de los Países Bajos, por 4-6, 6-3 y 7-6 (10-8).

Zeballos, de 37 años y entrenado por Alejandro Lombardo, regresaba a las semifinales en París después de nueve temporadas; su mejor actuación previa había sido en 2013, cuando también llegó a la antesala de la final, con el uruguayo Pablo Cuevas como compañero. “Ahora estoy con bronca y con tristeza. Así como en los cuartos de final ganamos desde abajo, esta vez tuvimos nuestras chances en el tercero, y se nos escaparon. En un partido como éste, los nervios iban a ser parte del juego, y ellos manejaron mejor la presión en el último set”, dijo el zurdo tras la derrota. Y amplió: “Con Marcel estamos juntos desde fines de 2019, y ganamos muchos. Él es una persona muy positiva, y esta clase de derrotas se digieren mejor en el dobles. Hay veces que uno juega mejor que el otro, otras veces te quedás con culpa porque sentís que podrías haberlo hecho mejor, pero ahí es cuando el compañero te banca a full”.

¿Qué sigue para Zeballos? El argentino con más títulos en dobles (18) regresará por algunos días a nuestro país y luego evaluarán cómo continúa la gira. Por ahora, Wimbledon no está dentro del calendario. “Todavía no lo decidimos, pero es muy probable que no vayamos. Económicamente sirve un montón, sí. Pero en este momento, si nuestro objetivo es ir al Masters, no vale la pena ir a un torneo sin puntos, y capaz podemos usar esas dos semanas para entrenarnos y jugar en Bastad y en Hamburgo, que es un ATP 500 y otras veces no lo podíamos jugar″, le dijo el zurdo a LA NACION.

La buena actuación en París le permitirá a Zeballos volver a posicionarse entre los mejores del ranking, ya que el avance hasta las semifinales lo hará subir desde el sexto hasta el cuarto escalón. En el Race, la Carrera que empezó en enero y que termina con la clasificación hacia el Masters, tiene a Zeballos y a Granollers en este momento en el quinto puesto.

“En nuestro caso, cuando empieza el año, nos ponemos un objetivo, que es llegar al Masters, y para eso hay que sacar cierta cantidad de puntos; tenemos varios torneos para lograrlo, y eso ayuda que no tengamos tanta presión por buscar esos puntos a cada certamen que vamos. Y hay muchos torneos con muchos puntos en juego; entonces, no hace falta jugar bien en todos lados, con hacerlo en algunas semanas sabemos que nos alcanza, y eso también nos ayuda a jugar más relajados y a no estar tan pendientes de algún resultado”, agregó el marplatense al respecto.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.