Roland Garros: Gustavo Fernández estuvo muy cerca de conquistar París por tercera vez en el tenis adaptado

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Gustavo Fernández, con el trofeo de subcampeón del tenis adaptado en Roland Garros, tras caer en la final ante el japonés Shingo Kunieda
ap

PARÍS.- En la cancha 14, Gustavo Fernández lo dio todo. Del otro lado, Shingo Kunieda, leyenda viva del tenis adaptado. El japonés, que a los 38 años es el jugador más ganador de la historia de esta especialidad, llegó a 27 títulos de Grand Slam. Lo hizo a expensas del cordobés, en una final de alto vuelo jugada en la cancha 14 de Roland Garros, después de 2 horas y 41 minutos de dura batalla sobre la tierra naranja parisina.

Fernández, campeón en el torneo francés en 2016 y 2019, buscaba su sexta corona grande, la primera desde Wimbledon 2019. Pero el de Río Tercero ya sabía que tenía una misión muy compleja en la definición del torneo en silla de ruedas. Aun cuando ambos se conocen de memoria, se enfrentaron muchísimas veces y hasta son compañeros de dobles, se sabía que no resultaría nada fácil este compromiso.

Lo mejor de la final

Kunieda empezó mejor. Arrasó en los primeros minutos y rápidamente se adelantó 5-0. Cerró por 6-2 el primer capítulo, y con otro quiebre, se adelantó 5-3 en el segundo. Parecía una final sencilla para el asiático. Pero Fernández empezó a luchar y emparejó el desarrollo. Y se acercó en las cifras, lo dio vuelta: cuatro games en fila para llevar la definición al tercer set. Ahí empezó mejor el argentino. Y otra vez apareció la jerarquía de Kunieda para recomponerse, después de seis juegos seguidos para Gusti. El duelo se hizo parejo, palo y palo. El japonés presionó sobre el servicio del cordobés; no pudo quebrarlo en el décimo game, pero sí en el duodécimo, con un passing paralelo de drive en el match-point, para sentenciar el match por 6-2, 5-7 y 7-5.

Para Fernández, de 28 años, fue el regreso a las finales grandes del tour adaptado después de tres temporadas. En el Australian Open jugó tres finales, con dos victorias (2017 y 2019) y una derrota (2014); en Roland Garros disputó cinco finales, con los dos triunfos mencionados (2016 y 2019), y derrotas en 2017, 2018 y ahora, en 2022; en Wimbledon se impuso en 2019, tras caer en las definiciones de 2017 y 2018, y en el US Open sólo llegó a la definición en 2014, cuando perdió con Kunieda en dos sets.

Gustavo Fernández, al saque en la cancha 14, en la que se jugó la final del tenis adaptado en Roland Garros
afp


Gustavo Fernández, al saque en la cancha 14, en la que se jugó la final del tenis adaptado en Roland Garros (afp /)

Gustavo Fernández, que tiene 27 derrotas en 38 partidos contra Kunieda, tendrá que esperar al menos hasta Wimbledon para ir en busca de su sexto título del Grand Slam. Además, el argentino y el japonés debían disputar luego la final del dobles ante los británicos Alfie Hewett y Gordon Reid, pero se postergó para el domingo por la lluvia.

En la categoría femenina, el título fue la holandesa Diede de Groot, de 25 años, que derrotó a la japonesa Yui Kamiji por 6-4 y 6-1 y sumó su tercer Roland Garros y su Grand Slam número 14.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.